LOADING

Type to search

Un ahogarse en un vaso de agua

Juan Tibanlombo
La Conversación EC
lunes, noviembre 6, 2017
La propuesta ha encendido el debate en las redes sociales porque supuestamente se estaría castigando a familias que simplemente decidieron no tener hijos o no han podido tener hijos.

El Ejecutivo ha enviado a la Asamblea el llamado Proyecto de Ley Orgánica para Impulsar la Reactivación Económica del Ecuador, con 21 artículos que incluyen reformas de carácter tributario, financiero, aduanero, muchas ya anunciadas por el Presidente Lenín Moreno el pasado 11 de octubre.

El proyecto plantea subir el impuesto a la renta (IR) para las empresas grandes, del 22% al 25% y exonerar a las nuevas micro-empresas durante dos años; eliminar el impuesto a las tierras rurales y la reducción de impuestos para compañías que suscriban contratos de inversión dentro del año siguiente a la vigencia de la ley.

Pero lo que más polémica ha causado ha sido la propuesta de atar la deducción del impuesto a la renta a la cargas familiares. Mientras menos carga familiar tenga un contribuyente más carga tributaria acumulará.

La persona tenga tres o más cargas familiares o padezcan enfermedades catastróficas o que tengan al menos 30% de discapacidad podrán deducir hasta $14.677, es decir, 1,3 veces. En caso de que la persona tenga dos cargas familiares $12.419, es decir, 1,1 veces. Para quienes tengan una carga familiar, $10.161, es decir, 0,9 veces. Y para quienes no posean cargas $7.903, es decir, 0,7 veces.

El límite para aquellos que perciban ingresos mensuales de hasta ocho salarios básicos ($3.000) será $14.677. En la actualidad, un contribuyente con ingresos anuales altos puede deducir igualmente el más alto valor de gastos personales así tenga cargas o no.

La propuesta ha encendido el debate en las redes sociales porque supuestamente se estaría castigando a familias que simplemente decidieron no tener hijos o no han podido tener hijos. Y hasta se ha hablado de no contribuir a la explosión demográfica. Un debate infructuoso en realidad. Ahí lo que hay es una deducción de gastos que muy poco aportará al Estado, porque la clase media casi nunca alcanza a pagar el impuesto a la renta.

El debate es un ahogarse en un vaso de agua.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *