Antes el quiteño era más vocinglero, dicharachero, bromista… } else {