LOADING

Type to search

El Rey del Muyuyo, un documental de dos estudiantes de la ESPOL compite en festivales internacionales  

miércoles, diciembre 27, 2017
Son los artículos que más han circulado durante el año, lúcidos análisis de académicos de las principales universidades del país sobre política, economía, tecnología, ciencia, arte, música, ambiente, salud… Una selección de La Conversación sobre lo más leído y comentado durante 2017, con la idea siempre de llevar la academia a la comunidad, de apostar por nuevos gestores de opinión pública, desde una pluralidad de voces…

 

Las olas del mar chocan incesantes contra unas pequeñas rocas, el agua espumosa se desliza suavemente por entre las piedras. Primero de pie, cual vigía, y luego cómodamente sentado en una silla colocada en la playa, un hombre pensativo mira el océano donde navega una solitaria embarcación empequeñecida por la lejanía. Unos sencillos parasoles de madera con cubiertas de paja, medio ladeados por el viento, encuadran la escena.

El hombre -de figura menuda y piel curtida por el sol- es Bonifacio Crispín Mite, protagonista del cortometraje documental El Rey del Muyuyo, dirigido por Julio Ibarra y producido por su compañero de estudios Christian Herrera, alumnos de la Escuela de Diseño y Comunicación (EDCOM), de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (ESPOL). Ambos desarrollaron este trabajo como proyecto de graduación.

El director, Julio Ibarra, en plena filmación.

Bonifacio Crespín Mite, conocido como el Rey del Muyuyo, es un artesano de muebles que utiliza la madera del muyuyo, un árbol que crece en los bosques secos de la costa, para fabricar todo tipo de muebles y moldear infinidad de artesanías.

En el taller, las manos callosas de Bonifacio dan forma a los arbustos que se encuentran apilados en un rincón del patio arenoso. La cámara refleja su dedicación al trabajo, lo sigue a comprar pescado en un mercadito situado al filo del mar, lo escolta cuando lleva en dos baldes el alimento para sus animales domésticos y lo acompaña a la hora del rezo ante el cuadro de un Cristo colgado de una de las paredes de su casa.

Christian Herrera, productor.

El recorrido visual se adentra también en la intimidad de su hogar, en su dormitorio, narra sus costumbres, retrata sus emociones y su carisma. Así, a través de las imágenes, los documentalistas exploran también la parte sensorial del personaje.

El protagonista siempre fue auténtico, nunca tuvo actitudes fingidas ni puso reparo alguno a los jóvenes realizadores. Durante el tiempo que duró el rodaje “nos brindó toda su confianza, siempre estuvo al cien por ciento para nosotros”, cuenta Julio Ibarra.

Las tareas de filmación concluyeron el 2 de agosto de 2016. Y exactamente un año después finalizó el tiempo en la Tierra de Bonifacio Crespín Mite, a los 74 años de edad. Una infortunada coincidencia que obliga a los documentalistas a postergar la exhibición del cortometraje en su casa, pues el plan era que lo viera rodeado de toda su gente, con invitados, en un acto especial, cerca de su amado mar.

“Estoy impactado… los recuerdos se agolpan en mi mente como una película”, expresa Julio Ibarra, al evocar el último día de rodaje, cuando se tomaron fotos y todos estaban contentos. De todas formas, aunque no le alcanzó vida para estar presente en el estreno que habían imaginado, Bonifacio pudo ver el cortometraje en la intimidad de su hogar, junto a su familia.

Entre la pre-producción, la realización, pos-producción y la producción propiamente dicha, el proyecto se desarrolló en unos seis meses. Por su calidad y su excelente narrativa visual, El Rey del Muyuyo ha sido seleccionado para competir en el 50.º Festival Internacional de Cine de Viña del Mar (Chile), que se cumplirá del 5 al 9 de septiembre de este año. También se presentará en el 24.º Festival de Cine Latinoamericano de Rosario (Argentina), que se efectuará entre el 8 y el 17 del mismo mes.

En ambos festivales, el documental participa en la categoría de “escuelas de cine”, un rango especial para mostrar los trabajos de estudiantes que incursionan en esta labor.

Este no es el primer cortometraje dirigido por Ibarra. Hace dos años presentó Tanto calor no se puede aguantar, elaborado como parte de una tarea estudiantil para un taller documental de la ESPOL. El tema retrataba la etnografía de Guayaquil y participó en el Festival Internacional de Cine La Orquidea (Cuenca), en una muestra de cine ecuatoriano en Nueva York y en el Festival de Cine de Gerona (España).

La Escuela de Diseño y Comunicación (EDCOM) valora el trabajo de sus alumnos, por ello realiza gestiones para que los buenos proyectos traspasen las aulas de clase a fin de que puedan ser conocidos no solo por la comunidad ecuatoriana sino a escala internacional. Anteriormente, un trabajo similar fue exhibido en un festival de París, Francia.

El rey del muyuyo (Scouting-Teaser) from Julio Ibarra on Vimeo.

Si bien la EDCOM empezó sus labores con carreras circunscritas a las tecnologías, poco a poco se ha dado lugar a la creación de otras ramas como diseño gráfico y producción para medios de comunicación.

Como parte de las celebraciones del aniversario de la ESPOL, cada año la Escuela realiza un evento a lo grande, denominado La Rueda, donde los estudiantes presentan sus mejores trabajos. Asimismo, las actividades a lo largo de los semestres comprenden charlas, conferencias y exposiciones permanentes en salas de la institución.

Ficha técnica:

Director: Julio Ibarra

Productor: Christian Herrera

Dirección Académica: María Fernanda Miño, Omar Rodríguez

Diseño de Sonido: Christian Herrera

Música Original: Selma Mutal (compositora de la película nominada al Oscar, La Teta Asustada)

 

 

 

 

 

Tags:

Temas relacionados

2 Comments

  1. Patricia Leon Guerrero 6 septiembre, 2017

    Qué importante el avance y superación de Edcom_Espol en Artes Visuales con soportes de investigación. Soy testigo de ello. Patricia Leon Guerrero. Artista. Investigadora cultural.

    Responder
  2. Germán Reyna Talbot 4 septiembre, 2017

    Excelente trabajo se debe dar el apoyo a las personas que han realizado este cortometraje.

    Responder

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *