Fútbol y política, vieja mezcla } else {