La política ecuatoriana necesita cambios profundos en el liderazgo nacional } else {