El poder se le fue de las manos a Correa al igual que su partido } else {