La muerte civil de los corruptos es un gran avance en la lucha anticorrupción } else {