LOADING

Type to search

¿Adiós a las armas? No, más armas

Juan Tibanlombo
La Conversación EC
miércoles, febrero 21, 2018
"Si tuvieras un maestro experto en armas de fuego, podrían terminar el ataque muy rápidamente -dijo Trump-. Vamos a analizar eso con rigor. Mucha gente estará en contra y pienso que mucha gente estará a favor, pero lo bueno es que habrá mucha gente del lado de esa idea".

Esa fue prácticamente la respuesta del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ante familiares y sobrevivientes de los tiroteos en Estados Unidos que llegaron a la Casa Blanca el miércoles. Los principales protagonistas del encuentro fueron los sobrevivientes y familiares de las víctimas del tiroteo en Parkland, en Florida, quienes exhortaron a Trump a dejar a un lado la política y proteger a los alumnos estadounidenses del azote de la violencia con armas.

“No es cuestión de izquierda o derecha -dijo Cary Gruber, padre de un alumno de Parkland-. Si no puedes comprar una cerveza, no deberías poder adquirir un arma de fuego”. El gobierno de Trump busca sin éxito mostrar determinación contra la violencia generada con armas después del tiroteo de la semana pasada en Parkland, en el que murieron 17 personas y tras el cual se desató un creciente clamor por un mayor control de las armas de fuego.

“Mi hija no tiene voz. Recibió nueve disparos en el noveno piso -dijo Andrew Pollack, padre de una de las víctimas del tiroteo en Florida-. Esto no debió suceder. No puedo subir a un avión con una botella de agua, pero un animal puede ingresar a una escuela y dispararle a nuestros hijos”.

La respuesta de Trump, firme partidario de la National Rifle Association, organización que defiende los derechos respecto al porte de las armas, fue una especie de galimatías. “Si tuvieras un maestro experto en armas de fuego, podrían terminar el ataque muy rápidamente -dijo Trump-. Vamos a analizar eso con rigor. Mucha gente estará en contra y pienso que mucha gente estará a favor, pero lo bueno es que habrá mucha gente del lado de esa idea”.

¿Cuánto es mucha gente?, ¿cuánto es bastante?, son las preguntas que podrían plantearse a Trump. Estados Unidos es una sociedad bastante compleja y resultaría absurdo intentar culpar un show a business de todos sus males. Pero luego de tragedias como la de Parkland y otras similares la respuesta de la autoridad pública por lo menos debería ser la del silencio, si no tiene nada que aportar al dolor de las familias. Solo compartir su dolor. No hacer un show de la tragedia.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *