El rechazo a las elecciones de Maduro son generalizadas, mientras el éxodo sigue imparable } else {