LOADING

Type to search

Prevenir, el remedio más efectivo contra la influenza

Ana Lizette Rojas Rodríguez
Universidad Técnica Particular de Loja
lunes, febrero 5, 2018
La influenza provoca malestar, fiebre, tos, estornudo y, en algunas ocasiones, dolor de cabeza que puede ser intenso. Es importante señalar que cuando las manifestaciones clínicas alcanzan las vías respiratorias inferiores, es decir, el pulmón, el paciente puede cursar síntomas de dificultad respiratoria.

Cuando se trata de cuidar la salud para evitar cualquier enfermedad infectocontagiosa las personas debe tener como regla principal la prevención. De esta forma se puede hacer mucho para evitar el contagio de virus, por ejemplo la influenza.
¿Qué hacer para evitar el contagio? A continuación, algunos consejos:

¿Qué es la influenza?
Es una enfermedad respiratoria contagiosa, provocada por los virus de la influenza que infectan la nariz, la garganta y, en algunos casos, los pulmones.

¿Por qué el contagio se produce mayormente en invierno?

En esta época es más frecuente porque la humedad ambiental es menor. Esto permite que el virus se multiplique más fácilmente.

¿Qué síntomas presenta una persona afectada por el virus de la influenza?

Por lo general la influenza provoca malestar, fiebre, tos, estornudo y, en algunas ocasiones, dolor de cabeza que puede ser intenso. Es importante señalar que cuando las manifestaciones clínicas alcanzan las vías respiratorias inferiores, es decir, el pulmón, el paciente puede cursar síntomas de dificultad respiratoria. Hay que tenerlo en cuenta, por cuanto las complicaciones respiratorias causadas por estos virus: por ejemplo la neumonía, conllevan una mayor mortalidad.
Por ello se recomienda que si el paciente tiene el comienzo de los síntomas acentuados no se automedique y acuda de inmediato al centro de salud más cercano.
¿Cuáles son las señales de advertencia de la influenza, ya que muchas veces se puede confundir con una simple gripe?

Exactamente, los síntomas que deben crear alarma son: cansancio excesivo, malestar en el cuerpo, tos, estornudos. dolores de huesos y articulaciones. En casos severos se presenta dificultad para respirar e inapetencia. Es decir, la persona siente mucho decaimiento para realizar sus actividades diarias. En cambio, la persona que tiene una gripe causada por otros virus, distintos al de la influenza, como adenovirus o rinovirus, no presenta un malestar que le impida desarrollar sus actividades diarias. Cuando los síntomas se acentúan, y el paciente siente que tiene mucho compromiso en su estado general, muy probablemente debe sospechar que se trata de influenza. En estos casos se recomienda acudir lo más pronto posible a un centro de atención.

¿Cuán grave puede ser la influenza en niños, adultos y en personas de la tercera edad?

Son dos grupos etarios distintos: niños y adultos. Mientras más pequeño es el niño es más vulnerable o susceptible de adquirir la enfermedad. Igual ocurre con los adultos mayores, adicionalmente si este último grupo tiene asociadas enfermedades crónicas como la diabetes, las complicaciones o la intensidad de los síntomas es más frecuente.

¿Las mujeres embarazadas deben cuidarse el doble?

Sí. La mujer embarazada, debido a los cambios hormonales propios de la gestación, es más susceptible y las complicaciones son más frecuentes. Lo importante para evitar la contraer la influenza es la educación y la prevención, herramientas en las que se debe apoyar este grupo de riesgo.

¿Cuál es la importancia que tiene la vacunación?
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la vacunación anual de niños y adultos, para disminuir la trasmisión y complicaciones de la enfermedad. La vacuna crea anticuerpos para defender el organismo de las complicaciones pulmonares, como la neumonía, que puede ser severa y fatal para el paciente.

¿De qué otras maneras se puede proteger la ciudadanía de la influenza?

– Evitar aglomeraciones.
– El aseo constante de las manos.
– No escupir en el piso.
– En caso de tener la enfermedad, guardar reposo y evitar el contacto con otras personas.
¿El consumo de vitamina C ayuda a prevenir la influenza? ¿Una persona que haya contraído el virus y esté curada, puede volver a enfermar?
La prevención es más efectiva si se mantienen hábitos de vida saludables como una alimentación balanceada, una rutina de ejercicio, etc. Sin duda la vitamina C así como otras vitaminas pueden jugar un rol en el fortalecimiento del sistema inmunológico, aunque parcialmente. Con relación a la segunda pregunta, existe la posibilidad de que si aparece otro tipo de virus de la influenza, diferente a los que contiene la vacuna, la persona pueda contagiarse.
Consejos finales:
Es importante puntualizar varias cosas:
– Se debe fortalecer el lavado de las manos continuamente.
– Al toser, cubrirse la nariz y la boca con el codo.
– No escupir en el piso.
– Tener hábitos de vida saludables.
– Cumplir el esquema de vacunación.
– Mantener una alimentación balanceada y equilibrada.
– No automedicarse y acudir precozmente al establecimiento de salud más cercano.
– Informarse a través de la página web del Ministerio de Salud sobre las medidas para prevenir la influenza.

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *