LOADING

Type to search

En Colombia ya es legal que una persona pueda pedir la eutanasia por Twitter, Facebook o Youtube

Redacción
La Conversación EC
martes, julio 10, 2018
El primer caso de eutanasia en Colombia se registró en 2015, cuando un hombre de 75 años que padecía cáncer terminal fue sometido al procedimiento luego de recibir el beneplácito del centro en donde se atendía...

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, aseguró que para pedir la eutanasia “una persona no necesita de una notaría, puede simplemente grabar un video y subirlo a YouTube con dos testigos. Ahí debe decir de manera inequívoca que quiere someterse al procedimiento”.

La persona puede manifestar su decisión a través de Twitter, Facebook y Youtube, sin necesidad de estar en frente de un notario. “Esta resolución realmente implica que se quiere confiar en la gente”, dijo Gaviria. La decisión busca evitar intermediación de los familiares y amigos del paciente y tener en cuenta únicamente su voluntad.

El Gobierno colombiano reglamentó en marzo la eutanasia para menores de edad que tengan una expectativa de vida menor a los seis meses. La medida involucra únicamente a los niños mayores de 12 años.

En febrero pasado la Corte Constitucional le ordenó al Gobierno modificar la norma vigente para permitir que los familiares de un paciente en estado vegetativo puedan solicitar la eutanasia. El fallo del alto tribunal abrió la puerta para modificar la norma actual, que indicaba que únicamente la persona enferma debía expresar su voluntad de morir dignamente.

A pesar de esto, la Iglesia Católica continúa manifestando su rechazo, pues argumenta que la eutanasia es la eliminación deliberada de una persona inocente. “Es algo para la Iglesia innegociable y es un valor que debemos defender. No se puede eliminar el dolor matando”, dijo a inicios de este mes el presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, Óscar Urbina.

El primer caso de eutanasia en Colombia se registró en 2015, cuando un hombre de 75 años que padecía cáncer terminal fue sometido al procedimiento luego de recibir el beneplácito del centro en donde se atendía y tras la solicitud de sus familiares por medio de un amparo constitucional.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *