El bosón de Higgs y los quark top, masivos protagonistas de un descubrimiento histórico en el CERN