LOADING

Type to search

Independiente gana $221 mil para los damnificados 


Redacción
La Conversación EC
viernes, abril 29, 2016
Fue una tarde y  noche completa. Independiente del Valle sorprendió este jueves al vencer 2-0 al vigente campeón de la Copa Libertadores de América, River Plate en Quito, tras conseguir repletar el estadio Atahualpa. El partido dejó una taquilla de $221 397, recursos que irán en su totalidad en apoyo a los damnificados por el […]

Fue una tarde y  noche completa. Independiente del Valle sorprendió este jueves al vencer 2-0 al vigente campeón de la Copa Libertadores de América, River Plate en Quito, tras conseguir repletar el estadio Atahualpa. El partido dejó una taquilla de $221 397, recursos que irán en su totalidad en apoyo a los damnificados por el terremoto de 7,8 grados de magnitud que sacudió Ecuador el pasado 16 de abril y que ha dejado más de 600 muertos y miles de damnificados.

La solidaridad mostrada por los ecuatorianos no se vio reflejada solo en la taquilla del partido. ‏Todos los aficionados respondieron al llamado del alcalde de Quito, Mauricio Rodas, y llevaron agua y alimentos que fueron recogidos por personal del Municipio para enviarlos como ayuda a los damnificados. En total fueron 20 mil kilos de donativos.

Ya en el césped, ambos equipos saltaron al terreno de juego del Olímpico Atahualpa con camisetas de “Fuerza Ecuador” y “Todos somos Ecuador”, en homenaje a las víctimas y damnificados por el devastador terremoto del 16 de abril.

Fue un primer tiempo gris, con poca dinámica en el toque de balón y ninguna verticalidad para crear oportunidades, según diario El Universo. Los argentinos salieron con espíritu conservador, para arriesgar lo más mínimo y poder resolver la llave en su casa.

El Independiente del Valle saltó con un planteamiento más ofensivo, un 4-4-2 para sorprender al actual campeón de la Libertadores. Las pocas ocasiones de gol del primer tiempo se concentraron en el primer cuarto, como un centro de Cabezas a Angulo para los locales y un fantástico pase que D’Alessandro se sacó de la manga, pero que Driussi no supo aprovechar.

En la segunda mitad, River cambió a D’Alessandro por Mora para reforzar el centro del campo en los extremos, y frenar así las llegadas de los locales. Pero lo que hizo ese cambio fue potenciar la fricción entre ambos equipos, lo cual estimuló el juego y las internadas a uno y otro lado empezaron a hacerse frecuentes, sobre todo del lado ecuatoriano, acostumbrado a la altura.

Hasta que un centro por la banda izquierda que no alcanzó a rechazar la defensa argentina llegó a las botas de José Angulo -estrella del partido-, que se sacó un zurdazo que se coló como un misil en la portería de Barovero en el minuto 63.

 

En el último cuarto de hora de partido, River se fue hacia arriba para tratar de arañar un gol que le aliviara la vuelta, e incluso desaprovechó varias oportunidades, como un cabezazo de Alario a un balón centro al borde del área chica o un zurdazo de Mora que atajó con maestría Azcona.

Pero un penal clarísimo al final del partido convertido por Sornoza -que en el 75 había estrellado un balón en el poste- rubricó una noche maravillosa para los ecuatorianos, que alcanzaron por primera vez los octavos de final de la máxima competición continental. (D)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *