LOADING

Type to search

Crisis en Venezuela: Maduro ordena una movilización militar


Redacción
La Conversación EC
domingo, mayo 15, 2016
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pretende ahogar a la oposición con el estado de excepción y emergencia económica que suspende garantías constitucionales, según ha dicho, ante la posibilidad de un golpe contra su Gobierno. “He decidido aprobar un nuevo decreto que me dé el poder suficiente para derrocar el golpe de Estado, la guerra económica, para estabilizar […]

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pretende ahogar a la oposición con el estado de excepción y emergencia económica que suspende garantías constitucionales, según ha dicho, ante la posibilidad de un golpe contra su Gobierno. “He decidido aprobar un nuevo decreto que me dé el poder suficiente para derrocar el golpe de Estado, la guerra económica, para estabilizar socialmente nuestro país y para enfrentar todas las amenazas internacionales y nacionales que hay contra nuestra patria en este momento”, dijo.

Maduro ha anunciado además su decisión de iniciar ejercicios militares de la Fuerza Armada venezolana (FANB) para prepararse para “cualquier escenario”, tras informar de unos supuestos planes de intervención planeados en el extranjero. “No saben lo que somos capaces de hacer. Vamos a defender a Venezuela con la Constitución Nacional y con los fusiles también”, agregó el presidente. “El próximo sábado he convocado a ejercicios militares nacionales de la Fuerza Armada, del pueblo, y de la milicias, para prepararnos frente a cualquier escenario, porque esta tierra es sagrada y debemos hacerla respetar”, ha asegurado el jefe de Estado en un mitin con miles de partidarios en una calle del centro de Caracas.

Maduro, según diario El País, no ha detallado cómo aplicará este nuevo “estado de excepción” que, según la oposición, podría restringir las álgidas protestas callejeras contra su Gobierno. Jesús Torrealba, secretario general de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), ha calificado la medida como un “autogolpe” al Estado venezolano. “Esto es, técnicamente, un autogolpe porque ha ignorado al Parlamento. Para que este decreto tenga validez legal ha debido ser discutido antes por la Asamblea Nacional de Venezuela y eso no se hizo”, comentó en medio de una concentración opositora hecha en Caracas para pedir al Consejo Nacional Electoral (CNE) –controlado por el chavismo– que agilice los trámites para convocar este año un referendo que deponga a Maduro.

El decreto resulta una carta en blanco para el Gobierno. Además de suspender algunos derechos establecidos en la Constitución, la medida concede a Maduro la potestad de actuar contra quienes considere enemigos de la economía o la soberanía del país. Sin embargo, la intervención de empresas paralizadas en Venezuela pareciera ser el primer objetivo del decreto . “Vamos a entregarle al poder popular las plantas paradas en el país. Gobierno y pueblo unidos, como hicimos cuando el paro petrolero (protesta emprendida por el sector petrolero entre 2002 y 2003 contra Chávez)”, afirmó Maduro.

La crisis económica ha derivado en una máxima tensión. En los últimos dos meses se han producido fuertes protestas callejeras y saqueos en distintas regiones de Venezuela, solo sofocadas por la intervención policial. La alta inflación (180,9% en 2015), la escasez de alimentos y medicinas, los cortes de electricidad y el racionamiento del agua y las trabas para una salida del Gobierno de Maduro han colocado a la población en los límites de hostilidad.

 

El reciente derrumbe de los Gobiernos seguidores de Chávez en América Latina ha puesto en alerta al Ejecutivo venezolano. Tras la derrota de los aliados de izquierda en Argentina y Brasil, el Gobierno de Maduro ha denunciado con frecuencia que se fragua en Estados Unidos un supuesto plan de golpe contra el presidente. (I)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *