LOADING

Type to search

Dinero electrónico: instauración de la arbitrariedad monetaria


Luis Espinosa Goded
Universidad San Francisco de Quito
lunes, mayo 16, 2016
La aprobación de la transitoria tercera a la “Ley Solidaria” es muy sorprendente y paradójica porque, en primer lugar, ¿qué relación tiene el dinero electrónico con la re-construcción de Manabí y Esmeraldas tras el terremoto? Más bien, pareciera que se ha querido aprovechar esta trágica circunstancia para promover esta maliciosa disposición. Lo hicieron con perfidia, […]

La aprobación de la transitoria tercera a la “Ley Solidaria” es muy sorprendente y paradójica porque, en primer lugar, ¿qué relación tiene el dinero electrónico con la re-construcción de Manabí y Esmeraldas tras el terremoto? Más bien, pareciera que se ha querido aprovechar esta trágica circunstancia para promover esta maliciosa disposición.

Lo hicieron con perfidia, en una disposición transitoria, no incluida en el proyecto de ley, tampoco incluida en el primer debate sino en el segundo, que dice textualmente que “durante el plazo determinado en esta transitoria, el Banco Central del Ecuador no estará sujeto a los límites y restricciones establecidos en el Código Orgánico Monetario y Financiero”.

Por esta disposición transitoria se establece que durante un año no se aplicará el Código Orgánico Monetario y Financiero a las disposiciones del Banco Central sobre el dinero electrónico. En buen romance: que el dinero electrónico pasa a depender de la mera voluntad del BCE.

Prácticamente todas las escuelas económicas del mundo defienden que el Banco Central ha de ser independiente de la autoridad gubernamental. Sin embargo, la Constitución de Ecuador, en su artículo 303, declara que no, que el BCE no es independiente de la política del Gobierno central.

El riesgo de una emisión inorgánica

¿Qué quiere decir esto? Es muy grave: el Código Monetario establecía pocos límites a la emisión de dinero electrónico, entre ellos, que debía estar respaldado por activos líquidos y que no se
podía aceptar nada que no fuese en dólares de EE.UU. Yo llevo dos años y tres meses sosteniendo una conversación pública sobre este mecanismo y desde entonces advierto, y como yo unos pocos analistas, que existe el peligro de emisión inorgánica.

Sin embargo, todos los analistas del BCE y los cercanos a Alianza País decían una y otra vez que eso no sería así, puesto que se iba a garantizar el respaldo uno a uno. Ahora hacen que el Código Monetario ya no se aplique durante un año para el dinero electrónico y que no hay más norma que la mera voluntad del BCE. Y como esta entidad no es independiente sino que depende del Ejecutivo, pues será la mera voluntad del Señor Presidente Rafael Vicente Correa Delgado.

El dinero electrónico ecuatoriano puede ser tres cosas: dinero, moneda y medio de pago. En cualquiera de los tres casos su valor depende de la confianza. Ahora ¿está respaldado el dinero en las cuentas del BCE? Hasta antes de ayer esa era una discusión teórica bastante interesante. A día de hoy es evidente que ni lo va a estar, ni lo tiene que estar y ni hay obligación alguna para que lo esté. Lo único que respalda al dinero electrónico ecuatoriano es la confianza en el BCE, en el Gobierno de Ecuador, y en última instancia en su Presidente. Y su confianza cotiza muy a la baja tanto nacional como internacionalmente.

¿Los depósitos de la banca están respaldados?

El BCE tiene actualmente su saldo más bajo en la historia reciente. Por eso me pregunto, ¿con qué estará respaldado el dinero electrónico en caso de que llegase a ser de uso masivo? Y a la par la duda que tenemos es si los depósitos de los bancos privados están respaldados en el BCE… Muchos sospechamos que no lo están en su totalidad.

Cuando se instauró la dolarización en los 2000, en auqel entonces Miguel Dávila, Gerente General del BCE, sabía que la única manera de garantizar el sistema era a través de la confianza. Y para ello creó un sistema único que era el cuádruple balance, con publicación semanal, lo cual se constituía en un recurso sencillo y claro para dar confianza de que todos los dólares en circulación en Ecuador estaban respaldados en el BCE.

Desde 2008, el Gobierno eliminó la obligación de esta publicación semanal. Con esta disposición transitoria se avanza un paso más en la arbitrariedad en el manejo de los recursos públicos por parte del Banco Central, se elimina su sometimiento.

Este gobierno es reconocido por su obsesión con subir los impuestos, cuando la economía iba bien subía los impuestos, cuando la economía va mal, también sube los impuestos. En el único caso en que parece renunciar a la recaudación es en el dinero electrónico ecuatoriano, en la cual el IVA pasa a ser del 10% en lugar del 14%. Cuando sube el IVA un 2% a todos los productos, al uso del dinero electrónico, al contrario de todo el discurso gubernamental (que por esto se hace de coherencia insostenible) baja el 2%. No es que no se pagan esos cuatro puntos porcentuales del IVA, sino que en la devolución descontarán el 4 por ciento.

¿Un mecanismo de autofinanciamiento?

En un contexto de fuerte carga tributaria ¡qué tremendamente sospechosa esta determinación para el dinero electrónico! ¿Por qué el Gobierno está dispuesto a renunciar a los impuestos por el dinero electrónico? Porque tiene mucho interés en promoverlo, tanto que hasta ha anulado la propia legalidad que él mismo creó hace tan solo dos años.

¿Y por qué tiene tanto interés en promoverlo? Ya no podemos creer como en el 2014 que era para promover la bancarización en el país, pues desde entonces no hemos oído ni una sola declaración en ese sentido. Era por tanto una excusa. Tampoco podemos decir, como en el 2015, que era un problema de circulación de dinero electrónico en el país,porque los ecuatorianos no aceptaron el dinero electrónico.

Por ello, en mayo del 2016 podemos decir sin lugar a dudas que todo lo anterior solamente fueron excusas y que la única razón por la cual el Gobierno ecuatoriano quiere tener dinero electrónico es porque quiere su propia política monetaria, y que con ella podría generar emisión inorgánica para auto-financiarse.


El debate en el ciberespacio

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *