LOADING

Type to search

¿La aviación comercial es tan segura como nos lo han contado?


Frederic Lemieux
George Washington University
viernes, mayo 20, 2016
Embed from Getty Images El jueves 19 de mayo, el vuelo MS804 de EgyptAir, que viajaba de París a El Cairo, se estrelló en el mar Mediterráneo. Todos los 66 pasajeros y tripulantes a bordo murieron. Se sospecha que fue terrorismo. Este es el quinto gran accidente de aviación desde comienzos de este año, un […]

logoconv

El jueves 19 de mayo, el vuelo MS804 de EgyptAir, que viajaba de París a El Cairo, se estrelló en el mar Mediterráneo. Todos los 66 pasajeros y tripulantes a bordo murieron. Se sospecha que fue terrorismo.

Este es el quinto gran accidente de aviación desde comienzos de este año, un hecho que puede causar que algunas personas se pregunten si volar es tan seguro como se nos ha hecho creer. Como criminólogo que estudia liderazgo en seguridad, he revisado la forma en que la industria aérea mide su historial de seguridad y se examinaron cuatro tipos diferentes de amenazas (de seguridad del aeropuerto, la seguridad del vuelo, las violaciones de los reglamentos y la ciberseguridad) con el fin de representar una imagen más precisa de los riesgos a los que se enfrentan los viajeros.

¿Cómo se mide la seguridad?

El nivel de seguridad en la industria aérea comercial se juzga principalmente mediante el examen de los tipos específicos de incidentes fatales y el cumplimiento de las regulaciones existentes

Un informe reciente publicado por Airline Raitings identifica las 20 aerolíneas comerciales más seguras utilizando criterios tales como certificaciones de seguridad y protección, la lista crítica de la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) u otras agencias de transporte exterior y el número (o ausencia) de los accidentes mortales en los últimos 10 años.

Es importante señalar, sin embargo, que de acuerdo con la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, solo seis por ciento de los accidentes aéreos en 2015 incluyó muertes. Este hecho distorsiona seriamente la medición de los riesgos.

En dicha medición, en mi opinión, se debe tener en cuenta las llamadas e incidentes cercanos en los que se ven perjudicados los pasajeros, incluso si no hay decesos. Ahora veamos las cuatro diferentes categorías de riesgos.

1.- Riesgos de seguridad de los aeropuertos

El riesgo comienza con varios agujeros de seguridad en el aeropuerto. Una de las primeras preocupaciones es el análisis de los empleados de un aeropuerto. En 2015, un informe publicado por la Transportation Security Administration (TSA), indicaba que se carecía de controles efectivos para garantizar que los trabajadores de la aviación no tengan antecedentes penales y que poseían un estatus legal y la autorización para trabajar en los Estados Unidos.

El problema de la selección de empleados es aun más crítico en países como Egipto, donde las prácticas son débiles y se han asociado con incidentes fatales anteriores.

En 2015, el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. informó que los controles de seguridad operados por la TSA fallaron 67 de 70 pruebas operadas por un Equipo Rojo de dicho Departamento.

Un Equipo Rojo es un grupo de agentes encubierto del Gobierno que desafía el rendimiento y la eficacia de la organización. Estos fracasos se produjeron en varias grandes ciudades de todo el país.

Las pruebas del Equipo Rojo dieron como resultado una tasa de fracaso del 95 por ciento. Lo que es más: los agentes no lograron interceptar objetos peligrosos en equipajes individuales, incluyendo una bomba falsa en el aeropuerto Newark Liberty, en el estado de Nueva Jersey.

Otras operaciones encubiertas también han demostrado que las áreas seguras del aeropuerto fueron violadas por un Equipo Rojo. Los resultados de dichas operaciones son clasificados, pero John Roth, del Departamento de Seguridad Nacional, indicó que fueron decepcionantes.

2.- Los riesgos para la seguridad de vuelo

Según los datos recogidos por la FAA, la industria de la aviación comercial experimenta incidentes no fatales sobre una base regular. Estos incidentes de auto-reporte incluyen desviación de altitud crítica, los problemas de gestión de combustible, humo y fuego en la cabina, sucesos climáticos durante el vuelo, problemas mecánicos debido a un mantenimiento poco fiable, fatiga de la tripulación, la aptitud médica de los pilotos, riesgo de colisiones en el aire con otro avión o con drones.

A pesar de que todos estos incidentes, comunicados a los radares de vigilancia aérea, no se asociaron con ninguna pérdida directa de la vida, muchos de ellos representan un riesgo grave para la seguridad de los pasajeros.

Por ejemplo, las estadísticas de la FAA indican que en 2015 hubo más de 700 riesgos de colisiones en el aire entre aviones y aviones no tripulados.De ellos, 28 representaron un riesgo crítico.

Para el mismo año, 1 546 trabajadores encargados de la seguridad de las aerolíneas, incluyendo 38 pilotos, dieron positivo para una o más de cinco drogas ilegales.

En los accidentes no fatales, la turbulencia es la principal causa de lesiones a los pasajeros de líneas aéreas y los asistentes de vuelo, causando al menos 430 heridos entre 2002 y 2013.

Lo que es importante tener en cuenta aquí es que las causas de los incidentes no fatales también puede causar accidentes fatales. Por esto, en mi opinión, también debemos mirar la incidencia de los accidentes no mortales en la evaluación de riesgos de seguridad y protección en la aviación.

3.- Violaciones a la regulación

Recientemente, la FAA tomó medidas contra varias compañías aéreas en caso de incumplimiento de la normativa. Por ejemplo, en 2015, la FAA multó a Southwest de violaciones de seguridad relacionados con una aeronave que realizó 120 vuelos antes de que fuera revisada por daños causados por un incidente de despresurización.

El año anterior, Southwest enfrentó multas de hasta USD 12 millones por no seguir los procedimientos en las reparaciones de aviones Boeing 737.

SkyWest en 2015 recibió una multa de USD 1,23 millones por no hacer la inspección periódica del tren de aterrizaje requerida después de 6 700 vuelos. La firma, asimismo, no llevó a cabo la inspección en las puertas de carga agrietadas, en dos aviones de pasajeros.

En 2015, United Airlines se enfrentaba a USD 1,3 millones en multas por 120 violaciones de las normas relacionadas con el transporte de materiales peligrosos en vuelos de pasajeros. El material peligroso incluye baterías de litio, hielo seco, líquidos corrosivos, cordones detonantes, ácido fosfórico y soluciones de etanol.

Por último, en 2009, la FAA alegó que US Airways y United Airlines durante varias veces hicieron despegar aviones que estaban en condiciones inseguras (en un caso, ocho aviones en un total de 1 647 vuelos).

Estos casos no son valores atípicos. Cada año, la FAA publica un informe trimestral sobre violaciones de regulación de las compañías aéreas. Estos informes muestran que la negligencia en el seguimiento de los procedimientos de mantenimiento y la laxitud en la aplicación de la respuesta a un suceso determinado requerido por el protocolo son más frecuentes de lo que pensamos.

En los tres primeros trimestres de 2015, por ejemplo, la FAA multó a más de 100 líneas aéreas, así como empresas de servicios de mantenimiento por violaciones de regulación. La mayoría de infracciones no se asociaron con incidentes de vuelo, pero hablan del historial de seguridad en la industria de la aviación.

4.- Riesgo emergente: la ciberseguridad

La industria de la aviación opera cada vez más con aviones de alta tecnología que requieren sistemas y programas sofisticados. Estos, a su vez, son vulnerables a la piratería. Por ejemplo, la mayoría de los aviones utilizan el sistema ADS-B (Automatic Dependent Surveillance–Broadcast), el cual envía datos sin cifrar sobre la posición de un avión.

Estos datos podrían ser manipulados por una persona mal intencionada y así alterar el posicionamiento real de una aeronave. En 2015, el hacker Chris Roberts afirmó que era capaz de acceder a los comandos críticos de una nave, incluyendo el motor, a través del sistema de entretenimiento del avión.

Mi punto de vista es que los sistemas de información y los programas informáticos utilizados por la industria se han desarrollado para responder a los problemas de rendimiento antes que a los problemas de seguridad. Por lo tanto, el diseño de los sistemas de información de aviación presenta vulnerabilidades que pueden ser explotadas por los hackers y ponen en peligro la seguridad del control de la aeronave y el tráfico aéreo.

No es tan seguro como suponemos

El problema es que, al limitar nuestra medida de seguridad a los incidentes fatales, reducimos nuestra valoración del riesgo. La aviación desde este punto de vista parece ser muy segura. Los choques, después de todo, son eventos raros. Sin embargo, yo diría que si se toman en cuenta todos los incidentes no fatales, de los cuales la mayoría de las personas no es consciente, entonces el riesgo real de accidentes en la industria aérea es mayor.

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *