LOADING

Type to search

Las manifestaciones en el Día del Trabajo marcadas por la solidaridad y los reclamos contra los impuestos


Redacción
La Conversación EC
lunes, mayo 2, 2016
Los gremios de trabajadores de varias ciudades del Ecuador salieron a las calles este domingo a propósito del Día del Trabajo, pero estas manifestaciones también estuvieron matizadas por la solidaridad con las víctimas del terremoto del pasado 16 de abril, según diario El Universo. En Quito, los líderes del Frente Popular, la Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Sindicales […]

Los gremios de trabajadores de varias ciudades del Ecuador salieron a las calles este domingo a propósito del Día del Trabajo, pero estas manifestaciones también estuvieron matizadas por la solidaridad con las víctimas del terremoto del pasado 16 de abril, según diario El Universo.

En Quito, los líderes del Frente Popular, la Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Sindicales Libres (Ceosl), la Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas Unitarias de Trabajadores y otras agrupaciones de trabajadores debieron modificar este año el recorrido de su marcha.

Desde el Puente del Guambra se dirigieron a la calle Guayaquil, por la que ingresaron al Centro Histórico. Esta vez no pudieron ir a la Plaza de San Francisco y tampoco a la de Santo Domingo. La gente se encontró con un grupo de policías que les impidió avanzar y les solicitó bajar por la Mejía hacia la Flores y regresar hacia la plaza Simón Bolívar.

Al llegar al pie del monumento, personajes como Pablo Serrano, Nelson Erazo y otros líderes sindicales subieron a la tarima que estaba instalada desde la mañana. Desde allí rechazaron las políticas del Régimen, especialmente los incrementos en impuestos recientes, con la aprobación de la Reforma Tributaria, y el proyecto de Ley Solidaria, al que llaman paquetazo.

En Guayaquil, el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) marchó sobre la avenida 9 de Octubre y Lorenzo de Garaicoa, recorrió las calles Colón, Boyacá, la avenida Olmedo, el Malecón y regresó al punto de partida.

Decenas de policías se apostaron en las esquinas cercanas a la Plaza Grande, donde también se ubica el Palacio de Carondelet, para brindar seguridad a los participantes de una concentración convocada por simpatizantes del Gobierno, pues a pocas cuadras, a esa misma hora, circulaba la marcha convocada por el FUT y otros sectores de oposición. (I)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *