LOADING

Type to search

Ahora el Cayambe con gran sismicidad


Redacción
La Conversación EC
jueves, junio 23, 2016
“Desde la primera semana del mes de Junio se observó una anomalía sísmica en el volcán Cayambe, la misma que se hizo más evidente a mediados del mes, pero que al momento tiende a disminuir. Sin embargo, es necesario indicar que esta anomalía sísmica es la más intensa registrada desde el año 1995”, dice un […]

“Desde la primera semana del mes de Junio se observó una anomalía sísmica en el volcán Cayambe, la misma que se hizo más evidente a mediados del mes, pero que al momento tiende a disminuir. Sin embargo, es necesario indicar que esta anomalía sísmica es la más intensa registrada desde el año 1995”, dice un informe especial del Instituto Geofísico.

El Geofísico reseñó que los eventos sísmicos detectados en el Cayambe están relacionados con la fractura de rocas en el interior y que los temblores leves se ubican en el extremo noreste del edificio volcánico. “Los sismos son de tipo vulcano-tectónicos distales y se presentan en zonas de fallas geológicas cercanas a los volcanes -dice el informe-. En el caso del Cayambe, coinciden con el sistema de fallas Chingual, que pasa por la zona”.

Según el informe, en los últimos 4000 años se han identificado al menos 21 eventos eruptivos de los cuales el más reciente se dio entre 1785-1786. Los estudios geológicos determinarían que estadísticamente el volcán Cayambe tiene un periodo de recurrencia de erupciones de aproximadamente 200 años. Desde la última erupción han pasado 231 años.

La actividad sísmica mensual desde 1995 hasta junio 2016 ha tenido sus picos. Entre diciembre 2001 y enero 2002, a la actividad normal en volcanes activos se sumaron sismos de tipo largo periodo que están asociados al fracturamiento de rocas, denominados volcano tectónicos (barras de color rojo). El más reciente ocurrió durante septiembre de 2005.

Pero desde el 6 de junio de 2016, destaca el Geofísico, se observó un nuevo incremento en la sismicidad correspondiente a eventos de fractura (volcano-tectónicos, barras de color rojo). Este nuevo incremento alcanzó un pico importante entre el 12 y 13 de junio, muy por encima de lo observado entre los años 2001-2002.

El instituto precisó que las mediciones de posicionamiento global y los inclinómetros ubicados en el Cayambe “no muestran evidencias de deformación en el edificio volcánico” que pudiesen “indicar la presencia de una intrusión magmática”.

“El Instituto Geofísico continúa con el monitoreo de este volcán y cualquier cambio en su actividad será informado”. El Cayambe es un volcán activo ubicado en la parte norte de la cordillera de los Andes, a cuyo pie se asienta la ciudad del mismo nombre con una población de 20 mil habitantes.

La cumbre de este volcán está formada por domos, el más occidental de los cuales se encuentra a una altura máxima de 5.790 metros y posee un casquete glaciar que se inicia a los 4.800 metros, con un área aproximada de 22 kilómetros cuadrados. (I)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *