LOADING

Type to search

Es evidente que el túnel Guayasamín es una vía a punto de colapsar


Luis Rodríguez
Universidad San Francisco de Quito
lunes, junio 27, 2016
El Municipio de Quito ha planteado una solución vial para afrontar la congestión que se genera en el túnel Guayasamín. Se ha dicho que el cabildo ya cuenta con el financiamiento para la primera etapa de este proyecto y además se plantea su construcción a la par de los trabajos que se realizan para el […]

El Municipio de Quito ha planteado una solución vial para afrontar la congestión que se genera en el túnel Guayasamín. Se ha dicho que el cabildo ya cuenta con el financiamiento para la primera etapa de este proyecto y además se plantea su construcción a la par de los trabajos que se realizan para el Metro.

Cabe recordar que para la construcción del Metro hubo algunos problemas de financiamiento, esperemos que para esta solución vial Guayasamín se tenga toda la ingeniería financiera debida, que no suceda lo de Cuenca, en la que el proyecto Tranvía interrumpió la mitad de la ciudad y sigue en construcción. Por ese lado, espero que la ciudad de Quito tenga la capacidad de pagar y endeudarse para culminar rápidamente una obra de ese tamaño, sin tener que paralizarla por falta de pago.

En el aspecto técnico es evidente que el túnel Guayasamín está quedando insuficiente, no da abasto y el problema se va a seguir agravando con el tiempo. Es una vía que está a punto de colapsar. Hay mucha gente que se acumula en el tráfico y a veces son horas de permanecer ahí estacionado. En ese sentido es acertado que la municipalidad tome cartas en el asunto y se plantee esto como una solución.

De lo que se conoce públicamente del proyecto parece una solución adecuada. La opción más segura y más viable a largo plazo es la del puente paralelo al túnel y claro, no se saca nada ampliando la capacidad de ese paso si todo va a parar en el semáforo de la Plaza Argentina. De ahí que se necesita complementar esa plaza y se tiene la propuesta de hacer un paso deprimido que salga a las principales calles de conexión vial. En principio, técnicamente eso debería facilitar la movilidad por esa zona.

PuenteGuayasamin_1

Imagen de cómo quedará la obra de solución vial Guayasamín impulsada por el Municipio de Quito. Mundoconstructor

Habría que ver cómo está el cronograma de obras, pero me imagino que los señores del Municipio tomaron en cuenta que también se está trabajando en el intercambiador de la Granados y Eloy Alfaro. Entonces no sería factible congestionar los dos accesos  porque son las dos vías principales para conectar no solo a Quito con Cumbayá, sino a todo el valle. Podría complicarse  la ciudad si se desplaza el tráfico a vías que son muy pequeñas como Guápulo, que no están diseñadas para este tipo de flujos y carga vehicular.

Esperaría que la planificación de ambas obras se haya analizado en su conjunto, de tal forma que los quiteños no nos quedemos atorados sin poder entrar y salir de la ciudad durante este tiempo.

Los 28 meses que dura la construcción de la obra parece un tiempo adecuado, pero dependerá del dinero. Pues cuando no existe el financiamiento, las obras se alargan, se paralizan y acaban siendo interminables y el costo es para el ciudadano. Es una pérdida de tiempo para todos los quiteños. Eso de aguantarte una hora más de lo requerido si tiene costos para la ciudad y para cada uno de los ciudadanos.

El lado positivo es que por 28 meses se tiene gente laborando, no se si a largo plazo esta vía vaya a generar otros beneficios indirectos, pero al menos por este tiempo sí va a generar empleo.

Ahora bien, el barrio Bolaños se opone a la construcción de esta obra alegando un valor histórico y cultural patrimonial. El trazado de carreteras o implantación de proyectos importantes a veces cambia por estos factores. Por ejemplo cuando en Galápagos se estaban instalando los generadores eólicos para brindar electricidad, en el sitio original se determinó que era la ruta de migración de una ave y se tuvo que cambiar todo.

En Quito habrá que sopesar eso, en caso de haber opciones. Hay que tener en cuenta que por la topografía delicada de la ciudad, cualquier cambio al trazado o cualquier cosa que sea innecesaria va a costar bastante dinero. El puente, además, está en la quebrada y esto se reduce a un tema de costo-beneficio.

d_guayasamin 1

Imagen del intercambiador de la avenida 6 de Diciembre, de la obra de solución vial Guayasamín impulsada por el Municipio de Quito. Mundoconstructor

Siempre hay cosas que pueden ser acordadas con la comunidad y se tiene que poner en la balanza el beneficio para los cientos de miles de quiteños que utilizan esta ruta, versus el barrio afectado.

En estos proyectos grandes siempre hay gente a favor y gente en contra. En las grandes obras siempre se sospecha donde habrá resistencia y en los proyectos se calcula cuánto va a costar. Un ejemplo de eso fue la construcción de la Ruta Viva donde se destinó una determinada cantidad de dinero para las expropiaciones.

La obra para descongestionar el túnel Guayasamín es muy importante para la ciudad. El Municipio tendrá que hacer una buena negociación para llevarla adelante.

Tags:

16 Comments

  1. Patricio Carranco 4 octubre, 2016

    Una solución temporal e inmediata sin costo alguno y que aliviará enormemente el transito en el tunel es la de FACILITAR DISPOSITIVOS ELECTRONILCOS a mas de 10.000 usuarios que estamos alrededor de un año esperando que se animen a poner a disposición de la ciudadania estos aparatitos.
    Es mucha irresponsabilidad de los adminitradores del telepeaje no disponer de dispositivos.
    Gracias

    Responder
  2. Juan Pablo 13 septiembre, 2016

    Que pésimo argumento…! Saludos

    Responder
    1. Luis Rodríguez
      Luis Rodriguez 14 septiembre, 2016

      Estimado Juan Pablo, cuál es su propuesta o su argumento concretamente? Saludos

  3. Verónica 11 agosto, 2016

    “solución” retrograda, parche temporal. “Aumentar el número de vías de una autopista para reducir la congestión vial, es como aflojar el cinturón para resolver la obesidad”. Lewis Mumford.

    Responder
    1. Luis Rodríguez
      Luis Rodriguez 14 septiembre, 2016

      Estimada Verónica, cuál es su propuesta para solucionar este problema? Saludos

  4. Fernadna Riofrío 22 julio, 2016

    Querido Lucho
    Este proyecto es “solución” solo para poder meter más autos privados a Quito. Como dicen los sabios si seguimos haciendo lo mismo el resultado siempre será el mismo, es decir vamos años creyendo que hacer más vías soluciona el tráfico y el resultado ha sido más tráfico. Se debe enfrentar el problema desde otras perspectivas. La primera cosa es aceptar que la pregunta correcta es ¿cómo movilizamos a la gente de los valles rápido y dignamente? al contrario de preguntarnos ¿cómo solucionamos el tráfico. Necesitamos pensar en : transporte masivo de calidad (este proyecto no lo tiene contemplado, si lees el contrato con los chinos no se menciona una sola ve la palabra transporte público) . Debemos empezar a soñar en una ciudad donde usar el auto privado sea incómodo comparado con usar el transporte público. La única solución para el tráfico es bajar el número de autos en las vías y hacer un mega acceso a Quito para autos privados solo agravará el problema. Bien lo dice la compañía china y sus análisis, está solución solo aliviará la congestión por dos año, dos años y una deuda de 30 años, algo no cuadra.

    El proyecto hace aguas por todos lados. Sabías que no tiene pensado que van hacer con las familias del Barrio Bolaños ( quienes les pasa el puente encima) ni siquiera saben cuantos son.
    El presupuesto inicial del concurso en el portal de compras públicas era de 60 millones ahora el contrato sin portal de compras en total es de 131.000 . No existen estudios de impacto ambienta, de impacto social pero peor aún no existen estudios de movilidad . El Municipio se ha negado a dar información , la que se tiene se infiltrado oficialmente no se ha publicado los contratos peor aún los informes

    Creo que debemos soñar en grande

    Responder
  5. Jorge Espinosa 22 julio, 2016

    Que opinión la del señor Rodríguez. Se olvida de analizar el tema desde los enfoques adecuados, coincido con Cristian, es una opinión que afirma la construcción de este conjunto de intercambiadores y puente para que el municipio tenga sustento “académico” de que el proyecto es viable.
    Una visión muy estrecha, y poco profunda.

    Responder
    1. Luis Rodríguez
      Luis Rodriguez 25 julio, 2016

      Estimada Fernanda, de acuerdo con diseñar (no solo soñar) una movilidad sustentable, pero cuál es tu propuesta concreta para el aquí y el ahora en este caso? Porque algo hay que hacer ahora… Saludos

  6. Sebastián Salgado 22 julio, 2016

    Pobre tu artículo dice mucho de tu preparación y limitación en el análisis. ¿Cuando hablas de a servir a los miles de quiteños te refieres a menos del 30% de personas que tienen auto en Quito? Un simple análisis de costo beneficio permite descartar el puente Guayasamín de inmediato.

    Responder
  7. Juan Carcelén 22 julio, 2016

    Qué pobreza de artículo. El único factor analizado es que la ingeniería financiera. Uff. Espero que esto no refleje el nivel de preparación académica que se imparte en esa universidad.
    La factibilidad de un proyecto abarca lo técnico, lo económico, lo financiero, lo ambiental, lo social, lo legal y lo político.
    Hay que exigir un exámen especial a Contraloría. Las omisión de los estudios que demuestren las factibilidades completas y, por. tanto, la conveniencia del proyecto, nulitarían el contrato.

    Responder
  8. Cristian Carrión 29 junio, 2016

    Esta columna de opinión es una propaganda municipal solapada.

    Responder
  9. Eduardo Torres 28 junio, 2016

    Se debe pensar en las maneras para mejorar el transporte público, si ya no da abasto para autos privados, que suban en bus o en bici…!! Pero ya no se tiene que seguir dando oportunidad a que se disperse más la ciudad. deja mucho que desear este articulo…

    Responder
    1. Luis Rodríguez
      Luis Rodriguez 25 julio, 2016

      Señor Carrión, no tengo ninguna relación con el Municipio. Saludos

  10. Andrés Vallejo 28 junio, 2016

    Y el barrio Bolaños no alega valores históricos y patrimoniales para oponerse al proyecto. ¡Ahí viven! Son sus casas y su comunidad las que van a ser arrasadas para dar paso a un negocio de una empresa china corrupta. ¿Sí sabe el autor que la empresa está acusada de fraudes por el Banco Mundial, no?

    Responder
    1. Luis Rodríguez
      Luis Rodriguez 25 julio, 2016

      Señor Vallejo, cuál es su propuesta de solución concretamente? Conociéndola podemos discutir con mayor objetividad las opciones. Saludos

  11. Andrés Vallejo 28 junio, 2016

    Me parece una opinión bastante poco sustentada. Cuando uno lee que la opinión está respaldad por un título en Transporte y Movilidad Sustentables; Energía, Cambio Climático, Desarrollo Sustentable y Emprendimiento, uno esperaría no encontrar una frase como “De lo que se conoce públicamente del proyecto parece una solución adecuada.” ¿Qué es lo que se conoce públicamente? Los renders, videos promocionales y comunicados de prensa. Los estudios que han sido pedidos por la ciudadanía (y que deberían interesar a quien va a emitir comentarios categóricos que avalan el proyecto) han sido negados con leguleyadas. Ahora dicen que no hay, ¡porque como es una obra en etapas, se irán haciendo los estudios por etapas!

    De las muchas preguntas que hay en torno a este despropósito esta es la más evidente: ¿dónde meterán el tráfico aumentado por el puente, si ya las calles a las que se lo pretende embutir (Almagro, Shyris, Eloy Alfaro) ya están saturadas? El municipio no ha sido capaz de contestar. Talvez podría hacerlo el experto que avala con su opinión el proyecto.

    Responder

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *