LOADING

Type to search

Ibar Esteban Pérez Corradi, el criminal más buscado, otra piedra en el zapato del kirchnerismo


Redacción
La Conversación EC
martes, junio 21, 2016
Ibar Esteban Pérez Corradi fue detenido el domingo en Brasil y trasladado a Paraguay. Se encontraba prófugo desde hace cuatro años, tras ser condenado por la justicia argentina como autor intelectual de un triple asesinato en 2008 vinculado con el tráfico de efedrina. Lo llamaban el “hombre de las cuatro identidades” y para burlar a la justicia, se había […]

Ibar Esteban Pérez Corradi fue detenido el domingo en Brasil y trasladado a Paraguay. Se encontraba prófugo desde hace cuatro años, tras ser condenado por la justicia argentina como autor intelectual de un triple asesinato en 2008 vinculado con el tráfico de efedrina.

Lo llamaban el “hombre de las cuatro identidades” y para burlar a la justicia, se había borrado las huellas dactilares. También usaba documentos de identidad de personas fallecidas y cambiaba constantemente de apariencia. Pérez Corradi fue detenido en un apartamento de la ciudad brasileña de Foz de Iguazú, fronteriza con Paraguay y Argentina.

El lunes la justicia argentina pidió la extradición del empresario de 38 años por el triple crimen, en el que fueron asesinados tres empresarios farmacéuticos. Tras negarse a declarar ante la justicia en Asunción, Paraguay, el individuo reconoció su verdadera identidad y advirtió: “Voy a presentar pruebas porque quiero demostrar mi inocencia”.

Pérez Corradi, que usaba los alias “Chiquito”, “Peludo” y “Pelado”, trabajó en el Banco Nación durante seis años antes de convertirse en empresario farmacéutico. En 2011 fue enviado a prisión preventiva acusado de ser uno de los principales proveedores de efedrina, un compuesto que se utiliza para la producción de drogas sintéticas. Pero ese mismo año fue excarcelado.

En 2012 un fiscal pidió su captura, acusado de ser autor intelectual del triple asesinato de empresarios farmacéuticos vinculados al comercio ilegal de la efedrina. Pero Pérez Corradi se había fugado. Desde entonces pesaba sobre él una orden de captura internacional y se convirtió en el hombre más buscado por Argentina.

Se dice que durante los años en los que se desconoció su paradero, el prófugo siguió vinculado al tráfico de efedrina. El diario argentino La Nación afirma que Pérez Corradi contaba “con un único cliente: la peligrosa organización delictiva brasileña Primer Comando Capital (PCC)”.
Al parecer usaba varias identidades para cruzar las tres fronteras: la de un argentino fallecido, José Luis Fernández, y la de un paraguayo, Walter Miguel Ortegas Molinas, las dos con sus respectivos documentos de identidad.

Además de Pérez Corradi, otros tres sujetos fueron condenados en Argentina a cadena perpetua por el asesinato de los empresarios farmacéuticos Sebastián Forza (de 34 años), Leopoldo Bina (35) y Damián Ferrón (37). El caso fue conocido en Argentina como el triple crimen de General Rodríguez, por la localidad donde fueron encontrados en agosto de 2008.

Igual que Pérez Corradi, los tres traficaban efedrina, un compuesto cuya venta había sido restringida en el país meses antes. Los tres sujetos fueron encontrados días después de que se reportó su desaparición. Tenían disparos, quemaduras y evidencia de torturas. Posteriormente fueron detenidos Cristian Lanatta (38 años), Martín Lanatta (39) y Marcelo Shillaci (32), y condenados a cadena perpetua por el triple asesinato.

Se dijo que el móvil de los homicidios fueron diferencias sobre la participación de las víctimas en el negocio del tráfico de efedrina. Entonces uno de los condenados, Martín Lanatta, declaró a los medios que el crimen había sido ordenado por Aníbal Fernández, jefe de gabinete de ministros de la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Fernández, candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires en las elecciones de 2015, negó las acusaciones y dijo que eran parte de una operación de los medios para “perjudicar su candidatura y llevar al poder” al partido del actual presidente Mauricio Macri.

Cuando se dio a conocer la captura de Pérez Corradi, Aníbal Fernández salió a declarar a los medios que desconocía al detenido. “No lo conozco, no sé quién es”, dijo en una entrevista con la radio local este martes. Y agregó: “A mí no me preocupa nada y me parece favorable que este señor, si es que tiene que ver con este tipo de delitos, haya sido detenido, porque de una vez por todas se tiene que esclarecer”. (I)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *