LOADING

Type to search

MASACRE EN ORLANDO


Redacción
La Conversación EC
domingo, junio 12, 2016
Orlando se levantó este domingo conmocionada por la matanza en un club nocturno popular entre la comunidad gay, que ha dejado 50 muertos y 53 heridos, según la Policía de Orlando. El asaltante —identificado por varios medios como Omar Mateen, estadounidense de 29 años, aunque todavía no hay una confirmación oficial— ha irrumpido en la […]

Orlando se levantó este domingo conmocionada por la matanza en un club nocturno popular entre la comunidad gay, que ha dejado 50 muertos y 53 heridos, según la Policía de Orlando. El asaltante —identificado por varios medios como Omar Mateen, estadounidense de 29 años, aunque todavía no hay una confirmación oficial— ha irrumpido en la madrugada de este domingo en un club nocturno de Orlando (Florida) en el que ha disparado de forma indiscriminada contra los asistentes, ha tomado rehenes y se ha atrincherado, hasta que la policía lo ha matado, horas después. El ataque está siendo investigado como un acto de terrorismo.

“Tenemos indicios de que este individuo puede tener inclinación hacia el terrorismo islamista, pero no lo podemos decir de forma concluyente”, ha asegurado el agente del FBI Ron Harper, que ha insistido en que se están buscando todos los ángulos.

“Es con gran tristeza tenemos que decirles que no son 20 sino 50 víctimas, además del atacante. Hay otros 53 que están hospitalizados “, dijo el alcalde de esa ciudad Buddy Dyer a CNN.

El funcionario dijo que le pidió al gobernador de la Florida declarar el estado de emergencia en Orlando debido a la magnitud del crimen. Dos fuentes policiales confirmaron a CNN que el asesino de Orlando se llamaba Omar Saddiqui Mateen y vivía en Port Pierce, Florida.

Saddiqui Mateen murió en el lugar durante un enfrentamiento con la policía. Estaba armado con un fusil de asalto, una pistola y lo que fue descrito como un “artefacto”. Fuentes policiales le dijeron a CNN que el sospechoso tenía amarrado un posible artefacto explosivo.

Las autoridades no saben si se trataba de un dispositivo real o no. Las fuentes agregaron que habría un posible artefacto explosivo en el coche del atacante. El tiroteo es investigado como un acto de terrorismo, de acuerdo con el agente especial Danny Banks.

“Estamos investigando esto como un acto de terrorismo. Cuando tenemos potencialmente decenas de víctimas, creo que podemos calificar eso de actividad terrorista. Ya sea  un terrorista nacional o internacional”, comentó Banks.

En una conferencia de prensa, representantes de varias corporaciones y agencias federales de seguridad describieron lo ocurrido. “Parece que él (el atacante) estaba bien preparado y organizado”, dijo John Mina, el jefe de la Policía de Orlando.

El tiroteo comenzó fuera del bar cerca de las 02:00. Un agente policial en el lugar respondió al ataque. El pistolero corrió hacia adentro de la discoteca y tomó a varios rehenes. Según el agente especial Danny Banks cerca de 30 personas fueron retenidas por el atacante.

Las autoridades empezaron a recibir varias llamadas de auxilio hechas por clientes de Pulse, que seguían dentro del club, pero lejos del lugar donde estaba el atacante.

Había más de 300 personas dentro del establecimiento, según el agente especial, quien agregó que el agresor no era del área de Orlando.

El FBI forma parte de la investigación.

Salgan y corran 

“Todo el mundo salga de [la discoteca] Pulse y corran”, publicó el club nocturno en su página de Facebook.

Al amanecer, la policía de Orlando dijo que el responsable del ataque estaba muerto dentro del lugar.

Anthony Torres se encontraba en la discoteca con unos amigos cuando se desató la balacera, salió lo más pronto que pudo del lugar y grabó parte del operativo policiaco.

Poco después del ataque, la policía de Orlando alertó a los residentes para que estuvieran alejados del área y les pidió no llamar a sus oficinas para pedir información sobre lo ocurrido. “La actualización de los hechos estará disponible a través de esta cuenta de Twitter”, publicaron en la red social. “No envíen correos ni hagan llamadas, por favor”.

Durante la operación policial, se escuchó una fuerte explosión en las inmediaciones de Pulse. La policía de Orlando precisó que se trató de una explosión controlada por las fuerzas del orden.

Horas antes del tiroteo, el club instó a sus asistentes a ir a una fiesta latina, la noche del sábado. Ricardo Negron Almodovar, quien estaba en el club cuando empezó el tiroteo, dijo que los hechos se desencadenaron a eso de las 02:00.

“Quienes estaban en la pista de baile y en el bar se lanzaron al piso y algunos de nosotros que estábamos cerca al bar y a la salida de emergencia logramos salir del área y correr”, publicó en la página de Facebook del club. “Estoy a salvo en casa esperando que todos puedan llegar a casa a salvo también”, escribió.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *