LOADING

Type to search

El ataque trae una pregunta difícil de responder: ¿Por qué Francia?


Simon Reich
Rutgers University Newark
sábado, julio 16, 2016
Si usted vive en Francia, puede disfrutar el Día de la Bastilla. Hay música en el ambiente mientras descansa en un día de verano con su familia y amigos. Mira los fuegos artificiales. Es bueno estar en Francia y recordar los principios fundamentales del estado: Libertad, Igualdad y Fraternidad. Hay poca mención de la historia […]

Si usted vive en Francia, puede disfrutar el Día de la Bastilla. Hay música en el ambiente mientras descansa en un día de verano con su familia y amigos. Mira los fuegos artificiales. Es bueno estar en Francia y recordar los principios fundamentales del estado: Libertad, Igualdad y Fraternidad. Hay poca mención de la historia sangrienta de la revolución, de las guerras, del colonialismo y el imperio.

Ahora, después del ataque de un aterrador camión que mató a unas 84 personas – incluyendo muchos niños – e hirió a por lo menos 100, hay una pregunta que se hace la mayoría: ¿Por qué Francia?

Francia tiene una larga historia tanto de protestas como de ataques terroristas. Cuando vivía y trabajaba en París como diplomático irlandés a finales de 1980, un diplomático alemán fue asesinado, presuntamente por un extremista Kurdo. La estricta legislación antiterrorista se introdujo en ese momento debido a una serie de ataques en la capital y en las últimas décadas estos ataques han provenido de diferentes grupos.

Sería erróneo implicar a un autor sobre estos ataques, incluso para los grupos no afectados de Francia. Sería sencillo sugerir que las comunidades africanas del norte de Francia están involucradas en el ataque de Niza. Tampoco sería apropiado iniciar una caza en contra de los musulmanes residentes en Francia.

El 14 de julio, Francia celebraba su libertad, que incluye la libertad de expresión de los medios de comunicación, como se ve en el caso de la revista satírica Charlie Hebdo.

Francia se regocijaba en su compromiso con la igualdad, incluso esta se presenta a menudo como la adhesión estricta al secularismo o laicismo, el término utilizado para negar cualquier religión organizada en un lugar especial en la sociedad francesa, con una estricta separación entre Iglesia y Estado. Se establece que los principios seculares siempre son más importantes que las creencias religiosas, considerados como la esfera privada.

Se ha hablado mucho de la fraternidad en la sociedad francesa – incluyendo los políticos – sin embargo, muchos jóvenes musulmanes no han experimentado esta fraternidad, ya que han crecido con pocas posibilidades de empleo.

Ha existido un descontento masivo e incluso protestas violentas dentro de la última década, proveniente de estos entornos urbanos y que son a menudo zonas muy desfavorecidas, les banlieues, a menudo llamado los suburbios de exilio. Aquí hay una combinación de pobreza, problemas de vivienda, y un sentido de alienación de ventajas de la sociedad francesa.

Hay una sensación de falta de oportunidades en la estructura de la sociedad francesa, con un alto desempleo y poco acceso al mercado de trabajo. De igual manera existe una fuerte represión policial.

El laicismo ha sido la justificación de la prohibición del uso del velo y de los símbolos religiosos en las escuelas francesas durante varias décadas. Francia estaba debatiendo esta cuestión mucho antes del 11 de septiembre y del terrorismo del Estado Islámico. Hay un notable consenso entre los principales partidos sobre esta cuestión.

Francia, usando el laicismo como la justificación de la igualdad, ha estado a la vanguardia de los países europeos en su negación del derecho a llevar el fular – o velo de cabeza – en las escuelas financiadas por el Estado francés (el 85% de las escuelas francesas son las escuelas estatales). El paso a prohibir los velos era parte del debate francés desde 1989.

Al mismo tiempo, en Francia el mayor partido político populista de derecha continúa ganando atracción con su agenda anti-inmigración. El Frente Nacional es un serio aspirante a liderar las elecciones, incluso hasta las próximas elecciones presidenciales. Su líder, Marine Le Pen, ha hablado de: “… hay poblaciones extranjeras que tratan de imponer a los franceses sus propios estilos de vida, religión y sus códigos”. El día después de los ataques en el teatro Bataclan y el ataque suicida en el Estadio de Francia, dijo que Francia y los franceses “ya no se encuentran seguros”.

Este lenguaje de inseguridad social a menudo asigna la culpa a los inmigrantes. Hay un mensaje populista potente de una sociedad amenazada. Y a eso responden  las acciones de un conductor de camión solitario en el día de la Bastilla. Al igual que Bélgica, que fue atacada a principios de este año en el aeropuerto de Bruselas y la estación de metro Maelbaek que fue bombardeada, tiene un número relativamente alto de los yihadistas.

Francia ha tenido una historia que ha exigido la igualdad en espera de la integración de sus inmigrantes o ciudadanos originarios del Norte de Africa.

El multiculturalismo no se celebra en Francia. Lo que se espera es una forma de integración que está completamente enfocada a la asimilación. No hay mucha diferencia cuando se trata de comunidades del norte de África, a pesar de que muchas de esas comunidades han establecido una firme presencia en los medios y han ganado el premio más prestigioso de Francia de literatura.

La razón de la existencia de varios millones de personas de origen del norte de África en Francia, se debe a que estas naciones fueron colonizadas en el siglo XIX, cuando los franceses expandieron su influencia en la esfera.

Hay 4,7 millones de personas de origen musulmán en Francia y 4,8 millones en Alemania. Alemania no ha participado en la guerra en Irak, España sí lo hizo. Un tren de Madrid fue atacado en marzo de 2004, supuestamente por Al Qaeda, lo que ha dejado como resultado la muerte de 191 personas y 1.800 heridos.

A nivel internacional, Francia, bajo el presidente Francois Hollande, sigue involucrada decididamente en acciones militares, incluyendo el bombardeo del Estado islámico en Siria. No hay duda de que los socios europeos de Francia están hombro con hombro con él después de estos ataques. Se puede esperar una mayor seguridad mediante la cooperación entre los países de la Unión Europea – incluyendo el Reino Unido.

Y podemos esperar que Francia busque respuestas a la pregunta – ¿Por qué Francia? – En su intento de recuperarse de este terrible ataque.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *