LOADING

Type to search

El drama de los cubanos en Quito


Redacción
La Conversación EC
miércoles, julio 6, 2016
Todo comenzó en la madrugada del miércoles cuando un piquete de policías llegó al parque El Arbolito, en el norte de Quito, donde unos 600 cubanos habían acampado desde el pasado viernes ahí para reclamar una visa humanitaria a México y así poder cruzar la frontera a Estados Unidos. Ellos hacen ese reclamo desde el pasado […]

Todo comenzó en la madrugada del miércoles cuando un piquete de policías llegó al parque El Arbolito, en el norte de Quito, donde unos 600 cubanos habían acampado desde el pasado viernes ahí para reclamar una visa humanitaria a México y así poder cruzar la frontera a Estados Unidos. Ellos hacen ese reclamo desde el pasado 11 de junio, primero en la Embajada de México, después en La Carolina y desde el viernes en el parque El Arbolito. El operativo habría comenzado a las 02:40. Carpas, colchones y pertenencias personales habrían sido decomisadas. Como una película de terror, había calificado ese operativo una de las cubanas que estaba en ese grupo.

Las imágenes de la televisión mostraron a los agentes en la madrugada requisando carpas y otros enseres en medio de los gritos y protestas de los extranjeros que acampaban.

Todos los que no tenían sus papeles en regla fueron detenidos y subidos en cuatro buses para trasladarlos a la Unidad de Flagrancias, en la avenida Patria y Nueve de Octubre. Todo el drama se trasladó a ese lugar. Los reclamos en las redes sociales explotaron, por eso de que el Gobierno ha defendido en foros internacionales la ciudadanía universal incorporada en la Constitución de Montecristi.

La imagen de El Arbolito se trasladó a la Unidad de Flagrancias donde se podían ver a los cubanos con sus maletas, colchones y otros paquetes a la espera de saber la suerte de los detenidos. Ahí se revisaba su estado migratorio.

Ramiro Mantilla, jefe de operaciones de la Policía Nacional, había dicho que unos 200 uniformados participaron en el operativo que tenía el objetivo de realizar un control migratorio dispuesto por la autoridad competente. El ministro del Interior, José Serrano, había dicho que eran 63 las personas detenidas por no tener la autorización de la Intendencia para realizar la concentración.

En 2008, el Gobierno había eliminado el requisito de la visa para el ingreso de ciudadanos cubanos, pero en diciembre pasado volvió a imponerlo, para desestimular una alta emigración irregular de esos extranjeros desde territorio ecuatoriano hacia Estados Unidos. En el periodo sin visa, a Ecuador ingresaron unos 50 mil cubanos, de los cuales un 30% no estaba regularizado, señalaba la agencia Frace Press.

El canciller Guillaume Long había calificado de difícil la situación de decenas de los cubanos que reclamaban a México la entrega de una visa humanitaria para llegar a Estados Unidos. “No hay una solicitud de refugio, sino que hay una solicitud de que les facilitemos, les demos aviones para que puedan aterrizar en México y si es que es en Estados Unidos qué mejor (…) Es una petición un poco difícil de poder satisfacer”. Long explicó que su gobierno “no puede estar participando de esta migración ilegal, a través de la trata de personas, o estar involucrado en tráfico de personas proporcionando aviones”.

La Embajada de México en Quito había ratificado a fines de junio que no facilitaría el traslado de cubanos. Juan Manuel Nungaray, ministro en jefe de la Embajada, había dicho que México tiene “una política migratoria que establece una serie de requisitos y procedimientos para los solicitantes de visa …(que) tienen que cumplir esos requisitos”.

El pedido de los isleños se ha basado en la operación especial que ejecutaron Costa Rica y Panamá, en coordinación con México, para trasladar a los cubanos que estaban varados por semanas en esos territorios y permitirles seguir camino a Estados Unidos. Nungaray que en Ecuador la situación es muy distinta, y por eso la postura de su gobierno.

Es que, según un reportaje de diario El Universo publicado por esos días, cientos de cubanos ahora ya no quieren permanecer en Ecuador debido a la sostenida crisis económica que afecta al país, lo que ha causado la reducción de la oferta laboral y despidos.

Para completar el cuadro que comenzó la madrugada del 6 de julio, horas más tarde el ministro del Interior, José Serrano, dijo que los ciudadanos cubanos detenidos en el parque El Arbolito que estén de manera irregular serán deportados inmediatamente a Cuba.

“Todos quienes estén de manera irregular en el país serán deportados a Cuba inmediatamente, luego del procedimiento legal”, dijo Serrano, durante una ceremonia de ascenso de oficiales de la Policía. “Aquí nosotros vamos a proteger no solo el orden público sino la integridad de todos los ciudadanos que habitan en nuestro país. La situación es mucho más crítica que solo armar una carpa en un parque. Se estaba poniendo en riesgo incluso la integridad de niños y niñas, de personas de la tercera edad que estaban allí y eso no lo vamos a poder permitir”, dijo Serrano. (I)

(I)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *