LOADING

Type to search

El Estado Islámico tiene dos fuentes de financiamiento, el petróleo es la más importante 


Isidro Fierro
Universidad de Especialidades Espíritu Santo
jueves, julio 7, 2016
El Estado Islámico tiene dos fuentes principales de financiamiento: el sabotaje a los yacimientos de petróleo, que al mismo tiempo lo venden a intermediarios locales o los sacan de contrabando desde Turquía o Irán y la extorsión, ahí está el impuesto que cobra a las minorías, que no son otra cosa que personas protegidas por […]

El Estado Islámico tiene dos fuentes principales de financiamiento: el sabotaje a los yacimientos de petróleo, que al mismo tiempo lo venden a intermediarios locales o los sacan de contrabando desde Turquía o Irán y la extorsión, ahí está el impuesto que cobra a las minorías, que no son otra cosa que personas protegidas por ellos como Estado Islámico. Ese impuesto es de protección para que no les hagan ningún daño a esos pueblos pequeños. El armamento que usan es heredado de conflictos anteriores, como camionetas, armas, municiones y lo aprovechan para sus fines bélicos.

Si se ataca las fuentes de financiamiento de este grupo se disminuiría en parte su poder. Hay que tener un poco de rigurosidad en los yacimientos de petróleo, que es hasta cierto punto su principal ingreso y la idea es, hasta cierto punto, tratar de encerrarlos y bloquearlos. Sin embargo, con el precio bajo del crudo sus ingresos también han disminuido, aunque sus otras fuentes también suman considerables ganancias.

A parte del poder económico que tienen el Estado Islámico está la presencia de ellos, el miedo que instauran con su tan sola presencia. Pueblos enteros desaparecen o son desplazados y consecuencia de ello es la migración Siria. sus refugiados tienen que buscar dónde establecerse y salvaguardar sus vidas. Entonces el Estado Islámico conjuga el poder económico y el poder mediático. Utilizan las redes sociales de forma muy atractiva y muy eficiente para atraer gente a sus filas. En Siria los atraen a través de las redes sociales y por lo general son personas que están en Europa y vuelven a colaborar con ellos en su causa.

El Estado Islámico es un grupo religioso extremista y además un movimiento político. Ellos quieren instaurar el Califato, de ahí su instauración de terror. El plan final es tener una presencia y por eso se llaman Estado Islámico. de ahí que,  grandes potencias tratan de no llamarlo ‘Estado’ porque se estaría asumiendo que es una nación y precisamente lo que buscan es el reconocimiento.

El Estado Islámico no es toda una nación ni toda una religión, sino un grupo extremista que mata musulmanes también. Ahí están los ejemplos de los que pasó en Bagdad, en Damasco, es Estambul. mueren musulmanes en plena celebración el Ramadán. entonces sus ataques no son solo para Occidente, sino también para medio Oriente.

1 Comments

  1. María Gómez 8 julio, 2016

    No conocía que la extorsión era, junto a la venta por contrabando de petrólo de petróleo una de las dos grandes fuentes de financiamiento del Estado Islámico. Interesante.
    Por otro lado el terror y el fanatismo religioso constituyen, creo yo, la fuente de crecimiento y posicionamiento actuales.
    Poco conocemos aquí sobre el proceso de formación y desarrollo de este grupo. Sería interesante avanzar en esta discusión.

    Responder

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *