LOADING

Type to search

Estados Unidos requiere políticas inmediatas para frenar sus conflictos internos 


Antonio Aguirre Fuentes
Universidad Católica de Santiago de Guayaquil
viernes, julio 8, 2016
Los problemas sucedidos anoche en Estados unidos son casos que se ha venido acentuando desde hace algunos años atrás. Esto es una noticia que reiterativamente aparece y lo vemos constantemente en los medios donde se destacan estas acciones de violencia injustificada que se vuelve mortífera, especialmente contra ciudadanos de color. Considero que ahí hay una […]

Los problemas sucedidos anoche en Estados unidos son casos que se ha venido acentuando desde hace algunos años atrás. Esto es una noticia que reiterativamente aparece y lo vemos constantemente en los medios donde se destacan estas acciones de violencia injustificada que se vuelve mortífera, especialmente contra ciudadanos de color. Considero que ahí hay una situación que merece un estudio y un abordaje desde una política seria.

En relación al primer hecho de estos últimos días, de tono racial es necesario revisar inmediatamente la política de selección de personal para los departamentos policiales porque estas cosas no se arreglan con charlas. Es un problema que viene desde la actitud, la psicología, los antecedentes y, por supuesto, de las políticas departamentales y oficiales en relación a los temas de abordaje con todo tipo de ciudadanos.

Lo mejor en ese sentido es la aplicación de sanciones radicales, muy fuertes a los crímenes cometidos por estos policías. Es decir, no disculpar, no justificar, no aminorar, no atenuar las condenas. Esa sería una medida inmediata y que puede producir efectos.

Este tipo de problemas es generalizado e involucra a algunas regiones, estados o específicamente a algunas ciudades de Estados Unidos. El tratamiento de este asunto es delicado y no se presta para una generalización como la política del Presidente Barack Obama, de decir que este tipo de atentados se debe a la proliferación de las armas o el libre acceso a ellas. Eso es una especie de reducción a un simplismo, que es una política que ha tenido el partido Demócrata desde décadas atrás. Entonces, interpretar las cosas así y cada que hay un atentado decir que el problema se debe al acceso a las armas es una simplificación. Esto espera una política que podría ser nacional o estatal.

Incluso, desde el discurso del candidato Donald Trump se crean estereotipos, pues públicamente hace referencias a los mexicanos y los califica como una mala influencia, especialmente, en el tema de las drogas y de la delincuencia. De igual manera se refiere a la migración musulmana, que la ve como una potencial amenaza de terrorismo.

No tenemos que ver las dificultades que encontramos de un solo color, no es solamente Occidente el intolerante. Las culturas árabes de Medio Oriente son muy intolerantes hacia todo los que es Occidente. Entonces, el miedo, el temor y el odio no está solo en un lado. Así, cada miedo justifica al otro. Por ejemplo, el miedo, el temor y el odio de un pueblo como el de Medio Oriente está explicado por las agresiones y actitudes de Occidente y Occidente se justifica y se explica en su temor por las actitudes de violencia extrema que se dan en el día a día de muchos países de Africa del Norte, del Centro y Asia central. Entonces no es una cosa que se está inventado.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *