LOADING

Type to search

Juno en Júpiter


Patricia Sierra
Universidad San Francisco de Quito
lunes, julio 11, 2016
Júpiter es el primer planeta que se formó de los planetas del sistema solar, según indican las teorías recientes sobre este evento hace aproximadamente 4.5 billones de años. Juno es una de la misiones que hacen parte del programa “Nuevas Fronteras” de la NASA, junto con la nave Nuevos Horizontes que pasó cerca de Plutón […]

Júpiter es el primer planeta que se formó de los planetas del sistema solar, según indican las teorías recientes sobre este evento hace aproximadamente 4.5 billones de años.

Juno es una de la misiones que hacen parte del programa “Nuevas Fronteras” de la NASA, junto con la nave Nuevos Horizontes que pasó cerca de Plutón en Junio del 2015 y la misión Osiris-Rex, que intentará sobrevolar un asteroide en el año 2020.

La llegada de Juno a Júpiter nos permitirá entender mejor el increíblemente poderoso campo magnético de Júpiter, así como la composición más precisa de sus capas atmosféricas y que tanta agua tiene. Nos permitirá además, precisar datos para entender mejor el proceso de formación de otros cuerpos en el sistema solar.

Los planetas más cercanos a la Tierra, los planetas rocosos, han sido explorados por varias naves robóticas. Venus y Marte han sido visitados, con orbitadores y robots que han descendido en sus superficies. En Venus con mayor dificultad por sus condiciones extremas y en Marte con varios robots, algunos de ellos aun activos y enviando información. Mercurio fue visitado por la nave Mariner 10 en el año 1974 y más recientemente, en el 2011,  por la Messanger que pudo fotografiar completamente su superficie. El planeta Saturno que está un más lejos que Júpiter, está aún bajo vigilancia de la sonda Cassini que arribó al planeta en el año 2004 y ha sido fuente de muchísimos descubrimientos en Saturno y en sus lunas. De esta misión cabe destacar la sonda Huygens que se posó en la superficie de una de sus lunas, Titán, por primera vez en la historia de las misiones espaciales. Antes de la Huygens, solo habíamos visitado una luna, la de la Tierra. Hoy sabemos mucho más sobre la composición de la superficie de Titan, así como de su intrigante atmósfera de nitrógeno.

El planeta Júpiter ha sido fotografiado por algunas naves espaciales que han estado en su cercanía. La Pioneer 10 y 11, así como también por las misiones Voyger. La primera nave enviada a estudiar el sistema joviano, la nave Galileo, llego a Júpiter en el año 1995 y estuvo activa hasta el año 2003. En dicha misión, una pequeña sonda descendió dentro de la atmósfera de Júpiter y pudo recolectar información durante 57 minutos antes de ser aplastada por la enorme gravedad del planeta. Esta valiosa información ha permitido a los científicos tener una clara idea de la composición y condiciones de las capas gaseosas externas del planeta.

En esta nueva misión (Juno), el mayor peligro no lo constituyen los anillos de Júpiter, formados por pedazos de roca y hielo, ya que estos no son muy densos. El mayor peligro está en el ingreso a través de la magnetosfera del planeta, un enorme campo magnético generado por los componentes y el movimiento rápido del planeta, que llega a ser 20,000 veces más fuerte que el campo magnético de la Tierra. La presencia de partículas muy energéticas de esta zona puede poner en peligro los instrumentos más sensibles de la nave. Es por ello que estos están dentro de un cubo que tiene paredes de titanio de aproximadamente un centímetro de grosor, para protegerlos.

Juno es una nave propulsada por paneles solares. Es la nave más lejana hasta la fecha propulsada por este sistema. Los inmensos paneles, de 20 metros de longitud deben permanecer el mayor tiempo posible de cara al Sol para captar su radiación y transformarla en energía para el funcionamiento de sus sistemas. Las innovaciones que se han desarrollado en los sistemas de paneles solares en los últimos años han hecho posible su utilización para esta misión.

Durante los aproximadamente cinco años de su trayectoria sus instrumentos estuvieron casi todo el tiempo en “hibernación” esperando el gran momento de su arribo al planeta para entrar en acción. Por lo pronto, ya fue un éxito su maniobra de inserción en la órbita del planeta. Ahora debemos esperar su regreso ya que su órbita muy elíptica, le lleva lejos del planeta en una órbita que dura 53 días. Durante este primer acercamiento al planeta la mayor parte de los instrumentos de detección estaban apagados para evitar complicaciones. El próximo acercamiento se dará a finales de agosto y para entonces los ojos y oídos de la nave Juno estarán abiertos y atentos a recibir la información que permitirá a los científicos completar y construir nuevas teorías sobre el planeta gigante del sistema solar.

Tags:

Temas relacionados

1 Comments

  1. jose 3 febrero, 2017

    hubble registra imagen auroras atmosfera jupiter http://bit.ly/2jM4Qis

    Responder

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *