LOADING

Type to search

Según testigo protegido, dos policías participaron en planificación de asalto a la farmacia Fybeca


Redacción
La Conversación EC
jueves, julio 7, 2016
El testigo protegido de la Fiscalía en el caso González y otros, quien rindió su versión sobre lo ocurrido hace trece años en la farmacia Fybeca del norte de Guayaquil, indicó que durante las reuniones de planificación del asalto a la farmacia habían estado presentes dos policías. El testimonio fue escuchado a través de una videoconferencia […]

El testigo protegido de la Fiscalía en el caso González y otros, quien rindió su versión sobre lo ocurrido hace trece años en la farmacia Fybeca del norte de Guayaquil, indicó que durante las reuniones de planificación del asalto a la farmacia habían estado presentes dos policías.

El testimonio fue escuchado a través de una videoconferencia que se inicio a las 09:15, según diario El Universo.

El noticiero de TC reporto que tras la declaración, la Fiscalía presume que el asalto fue planificado por la Policía porque no hay elementos para presumir que se trataba de un policía infiltrado.

Para Luigi García, abogado del policía investigado, se trataban de miembros de la organización o de policías infiltrados. “Estamos ahora realizando el contraexamen y en ese contraexamen estamos formulándole preguntas para que aclare estas graves contradicciones porque no es posible que se haya ocultado el hecho de que habían dos policías que estaban infiltrados en la organización criminal”, dijo.

El testigo, quien desapareció en el 2003 y fue ubicado en Venezuela y trasladado a Ecuador en junio pasado, es uno de los cuatro desaparecidos en el operativo policial ocurrido en noviembre del 2003.

Vivar reconoció que fue parte de la banda involucrada en el asalto a ese establecimiento. Ese día, según su versión libre que consta en seis páginas, iba a ser ‘el chofer de recambio’, el que trasladaría el dinero. La planificación había tomado casi un mes, en una casa de Sauces 6, y cada uno de los miembros tenía un rol. Vivar esa mañana estuvo con su sobrina Seidi V., la única que fue detenida y sentenciada por el robo.

El ahora testigo protegido recuerda que no pasaron ni cinco minutos cuando llegó la policía a la farmacia y dispuso que arrojaran las armas y se tiraran al suelo. Dice que escuchó a dos personas, uno gritaba: ‘Yo soy el mensajero de la farmacia’ y otro indicaba que era un cliente que había llegado a comprar pañales. Vivar salió corriendo y, según su versión, vio cómo dispararon al mensajero. “Érick Salinas le disparó al mensajero”.

Salinas era un expolicía que en una foto captada ese día por El Universo se lo observa llevando a un detenido con el rostro tapado con la camiseta que vestía. Dolores G. señaló que ese era su esposo, Johnny G., otro de los reportados como desaparecidos.

Vivar, con 43 años cuando testificó el año pasado, afirma que al salir a la carrera de la farmacia fue detenido por un civil que se identificó como policía y lo subió a una camioneta. “La acción fue tan rápida que llegó otro detenido que lo subieron a la camioneta donde estaba yo, ese sí fue fotografiado por la prensa”, manifiesta el ahora testigo protegido. (I)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *