LOADING

Type to search

Olimpiadas: Ecuador mejoró su ranking pero no fue a disputar medallas


Fátima Navarro
Universidad de Especialidades Espíritu Santo
sábado, agosto 20, 2016
Hay mucha controversia con la participación de Ecuador en los Juegos Olímpicos que se desarrollan en Río de Janeiro, Brasil, en las diferentes disciplinas deportivas, lo cual, es considerado, para algunos de un gran fracaso. Sin embargo, es importante manifestar que las clasificaciones de los deportistas para este evento no es producto del azar. Un […]

Hay mucha controversia con la participación de Ecuador en los Juegos Olímpicos que se desarrollan en Río de Janeiro, Brasil, en las diferentes disciplinas deportivas, lo cual, es considerado, para algunos de un gran fracaso.

Sin embargo, es importante manifestar que las clasificaciones de los deportistas para este evento no es producto del azar. Un deportista debe superar marcas base impuestas por el Comité Olímpico Internacional (COI), esto quiere decir años de entrenamientos constante y perseverante, implica dejar de participar en actividades sociales, alejarse de amigos e inclusos de la familia. Ningún deportista está ahí de por sí. Las únicas excepciones son las invitaciones que hace el Comité Olímpico Internacional a países que tienen un bajo nivel de desarrollo, invitaciones a deportistas  refugiados o a los atletas que viven en países que tienen conflictos de guerra y que no pueden participar en representación de sus naciones, ahí les cobija la bandera del COI.

Hay dos puntos clave que se debe tomar en cuenta: la clasificación y la ubicación de los atletas de acuerdo al ranking internacional y quizá por esto es la desilusión, ya que el Comité Olímpico Ecuatoriano debió socializar al país y a la prensa cuáles eran realmente los rankings de los deportistas ecuatorianos y su perspectiva de rendimiento, de acuerdo a sus marcas o a su ubicación. Se debió informar que ya cumplieron con el primer requisito que era la clasificación y que estas fueron obtenidas en buena lid, durante   competencias regionales, panamericanas e inclusos mundiales. Una cosa es la clasificación y otra cosa es ranking, un deportista puede estar ubicado entre los cinco primeros lugares y -lógicamente- la opción de obtener una medalla es mucho más cercana, pero si un atleta ecuatoriano está rankeado del décimo puesto en adelante lo que va a hacer es luchar por mejorar su marca personal. Este es el caso de muchos de los deportistas ecuatorianos

Delegación

En atletismo por ejemplo, los maratonistas y los marchistas obtuvieron su cupo en estos eventos de primer orden. Por primera vez,  tuvimos un equipo en las pruebas de  la maratón, hubo otro equipo participando en las pruebas de marcha, uno de los más destacados de ese grupo es Andrés Chocho, campeón Panamericano, la velocista Ángela Tenorio es una de las atletas con mayor proyección, un talento de la velocidad, es vicecampeona mundial juvenil, está  ubicada primera en el ranking sudamericano, una atleta muy joven. Se trata de una deportista que a nivel sudamericano ha conseguido los mejores resultados, pero  por su corta edad -20 años- está iniciándose en el denominado Ciclo Olímpico es decir, su proceso necesita mucho espacio de tiempo para foguearse con los atletas de élite y quizá  su gran rendimiento va a ser posiblemente en Tokio 2020.

La mayoría de los deportistas internacionales que llegaron a Brasil ya han estado en más de una Olimpiada y los programas de Alto Rendimiento de sus respectivos países han empezado muchos años atrás, a diferencia de nuestro país que empezó hace cuatro años; por lo tanto, el grupo de ecuatorianos ha cumplido en ciertos deportes dentro de lo que estaba a su alcance, dentro de lo que decían sus marcas. En atletismo hubo, por ejemplo, alguna deserción en marcha, una descalificación que es un aspecto que está dentro de la competencia, porque nadie puede tener asegurado una medalla. En la competencia están en juego muchas cosas como lo psicológico, la presión propia,  la presión del público… todos deseaban la ansiada medalla olímpica, pero hubo que conformarse con mejorar sus marcas, porque sus niveles técnicos no estaban listos  para disputar medallas.

El ranking es claro, el atletismo es un deporte de marcas y tiempo, entonces no tenemos cómo engañarnos. Pero, estos Juegos Olímpicos servirán para que el deportista se promocione, para que gane experiencia y mejore su nivel competitivo para el futuro.

En el caso de box, algunos deportistas   confundieron los fundamentos técnicos que se debe aplicar en una competencia de nivel, con una callejera.  Urge en nuestro país que el deporte sea una política de Estado, para que los procesos de formación de los deportistas se realicen con una masificación deportiva, seguido de la selección de talentos y luego aplicar un plan estratégico de preparación para un ciclo olímpico

La preparación de un deportista de un Ciclo Olímpico es un proceso en el cual deben estar muy involucrados los principales organismos deportivos del país: Ministerio del Deporte, Federaciones Nacionales y Comité Olímpico Ecuatoriano, se ha querido hacer las cosas bien en estos dos últimos años, pero lamentablemente este tiempo no ha sido suficiente. Una vez que hayan culminado los Juegos Olímpicos deberán sentarse estos entes del deporte ecuatoriano y decir: qué tenemos para el 2020, cuáles son las edades de los deportistas de proyección y hacer un trabajo estratégico de cuatro años con mira a las Olimpiadas de Tokio 2020.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *