LOADING

Type to search

Investigadores: ‘Lula era el comandante en jefe de la red de corrupción’


Redacción
La Conversación EC
jueves, septiembre 15, 2016
El Ministerio Público brasileño presentó cargos por corrupción contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y contra su esposa, dentro de la investigación del esquema de corrupción en Petrobras, según GloboNews. Es la primera vez que Lula es acusado directamente por los fiscales federales en relación a su presunta participación en el esquema de sobornos en […]

El Ministerio Público brasileño presentó cargos por corrupción contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y contra su esposa, dentro de la investigación del esquema de corrupción en Petrobras, según GloboNews. Es la primera vez que Lula es acusado directamente por los fiscales federales en relación a su presunta participación en el esquema de sobornos en la petrolera.

La investigación conocida como “Autolavado” ha llevado al encarcelamiento de decenas de empresarios y altos políticos durante los últimos dos años. Aunque Lula, quien fue presidente entre 2003 y 2010, ha sido indiciado desde hace tiempo, la fiscalía no lo había acusado, hasta antes del miércoles, como algo más que un beneficiario.

Lula era “el comandante en jefe de la red de corrupción identificada como Autolavado“, dijo Deltan Dallagnol, jefe de la fuerza investigadora, durante una conferencia de prensa realizada en Curitiba, una ciudad en el sur del país. “No estamos juzgando a Lula como persona, sino lo que le hizo o le dejó de hacer al pueblo“, comentó Dallagnol.

Dallagnol presentó diagramas que pretendían demostrar la conexión de Lula con varios de los protagonistas en la red de corrupción que se extiende a más de una década. Señaló que los fiscales podrían demostrar que Lula se reunió en momentos clave con las personas involucradas en el contubernio, tales como Marcelo Odebrecht, el expresidente de la gigante constructora Odebrecht, y quien fue encarcelado.

Pese a la letanía de acusaciones en contra de Lula, solo se presentaron dos cargos: lavado de dinero y corrupción.

Lula, su esposa y otras cinco personas fueron acusadas de beneficiarse de manera ilegal de las renovaciones en un apartamento frente a la playa en la ciudad de Guaruja, en el estado de Sao Paulo. Las mejoras, con un valor aproximado de $750 mil, fueron realizadas por compañías constructoras relacionadas a la red de corrupción que emana de Petrobras. (I)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *