LOADING

Type to search

Un modelo para entender cómo salir de la recesión económica


Guillermo Granja Cañizares
Universidad Ecotec
miércoles, septiembre 21, 2016
En un modelo matemático realizado en la Universidad Ecotec, como parte del primer congreso científico, se estimó la relación entre el crédito bancario y el crecimiento económico del país y se ha podido determinar que por cada dólar de crédito que se inyecta en la economía esta se ve favorecida. Es un modelo de regresión […]

En un modelo matemático realizado en la Universidad Ecotec, como parte del primer congreso científico, se estimó la relación entre el crédito bancario y el crecimiento económico del país y se ha podido determinar que por cada dólar de crédito que se inyecta en la economía esta se ve favorecida.

Es un modelo de regresión simple entre las dos variables para las cuales se abordó un periodo aproximado de 10 años con cifras oficiales de la Asociación de Bancos Privados, Banco Central del Ecuador. El modelo lo que hace es medir un periodo determinado en años, indistintamente del ciclo económico en el que nos encontremos.

El modelo aborda dos variables: el Producto Interno Bruto (PIB), medido en términos reales, y la oferta del crédito que incluye el comercial, educativo, corporativo, de consumo; luego se hace una correlación entre esas dos variables bajo el modelo de regresión lineal.

El coeficiente de determinación nos dio alrededor de 0.94 eso significa que se cumplió la hipótesis de que el crédito si influye en la economía: a medida que la banca desembolsa créditos la economía, en teoría, esta va a ir creciendo.

Eso es clave para entender la coyuntura actual. Los actuales indicadores económicos nos están hablando de que el país vive una recesión económica que se traduce en la caída de la demanda, principalmente, y en el deterioro del Producto Interno Bruto.

¿Eso qué significa para la economía real? Las empresas venden menos, porque no hay tanta demanda; eso se traduce en desempleo, porque estas se ven obligadas a reducir sus gastos de personal. La recesión se ve reflejada incluso en los agentes económicos que utilizan la tarjeta de crédito, pero hay que tener cuidado con el sobreendeudamiento en el que pueden incurrir.

La moratoria total en el sistema bancario está en alrededor de 4.37% aproximadamente, pero cuando ya se desglosa por tipo de crédito se evidencia que la del corporativo está en una tasa de alrededor del 1,28%. Los que preocupan un poco son el crédito de consumo (el de las tarjetas de crédito que se está en 8.57%) y la de los créditos educativos manejados por el Banco del Pacífico que llega al 5.41%. Otro segmento golpeado es el de la microempresa, con una moratoria de alrededor del 7.55%, con cifras cortadas a julio de este año.

La moratoria en los créditos educativos se explica por el factor del desempleo. El estudiante que consiguió el crédito y termina su universidad sale al mercado laboral y no encuentra trabajo, entonces no tiene como pagar; ahí viene el garante solidario y todo eso, pero si el garante solidario está en una situación no adecuada la morosidad de la cartera igual aumenta.

Igual ocurre con los otros sectores. Si analizamos el Producto Interno Bruto sectorial, por el lado del comercio vemos que hay un decrecimiento. Las empresas están vendiendo menos y por lo tanto su capacidad de pago baja, pero una vez que la economía empiece a recuperarse bajará esa morosidad, pero es evidente que habrá empresas que no podrán seguir.

El crédito que ahora se está inyectando en la economía, en las empresas, es solo para el pago de nóminas, no para la adquisición de materia prima que pudiera expandir la oferta de productos. Pero si bien es cierto que ahora hay menos demanda de crédito corporativo para inversión eso no significa que las empresas no estén pensando a futuro, como estrategia, recurrir a ese crédito bancario para crecer.

Si bien por el momento la demanda de créditos en las empresas es solo para pago de nómina o liquidaciones lo que se prevé es que el próximo año, con un mejor panorama electoral, las empresas podrán comenzar a utilizar el crédito bancario para la reactivación de la economía , pero primero hay que ver qué sucede en el plano político, con las elecciones de 2017, porque las decisiones políticas son decisiones económicas, entonces hay que ver quién está al frente para ver cuál es el modelo de desarrollo o el modelo económico a seguir.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *