LOADING

Type to search

Una nueva erupción del volcán Tungurahua podría ser cuestión de días u horas


Redacción
La Conversación EC
martes, septiembre 27, 2016
El aumento de la actividad de volcán Tungurahua hace prever que la reactivación de su actividad es cuestión de días u horas, según el último informe del Instituto Geofísico. “Desde el 24 de septiembre a las 14:00 se ha registrado un nuevo incremento en la actividad sísmica interna del volcán, en el número de sismos […]

El aumento de la actividad de volcán Tungurahua hace prever que la reactivación de su actividad es cuestión de días u horas, según el último informe del Instituto Geofísico. “Desde el 24 de septiembre a las 14:00 se ha registrado un nuevo incremento en la actividad sísmica interna del volcán, en el número de sismos y episodios de tremor en zonas cercanas al cráter”, dice el informe.

El Geofísico estima posible una reactivación del volcán Tungurahua en un plazo de corto a inmediato plazo (próximos días a horas) y se definen nuevamente dos escenarios eruptivos potenciales:

1. Reactivación rápida. Durante este escenario de estilo vulcaniano, al inicio de la fase eruptiva o después de pocos días, se podría producir una apertura rápida del conducto con explosiones moderadas a grandes. En este escenario se podría formar una columna eruptiva grande (hasta 10 km sobre el nivel del cráter) y flujos piroclásticos que podrían descender por las quebradas hasta alcanzar el pie del volcán.

Las caídas de ceniza y cascajo asociadas a este tipo de columna eruptiva alta tienen una mayor probabilidad de afectar zonas más lejos del volcán con direcciones más variables debido a la variabilidad de la dirección de los vientos a esas alturas. Según el Geofísico, los proyectiles balísticos (bloques y bombas volcánicas) asociados a las explosiones podrían alcanzar una distancia de 5 km desde el cráter.

En este escenario pequeños flujos de lava podrían bajar por el flanco Noroccidental con un alcance de menos de 4 kilómetros. Lahares secundarios se podrían generar debido a la removilización del material eruptivo por lluvia y podrían cortar la carretera Baños-Penipe. En función de la cantidad de material acumulado en las quebradas y de la intensidad/duración de la lluvia estos lahares podrían ser pequeños a moderados. Este es el escenario eruptivo más probable debido a la ausencia de emisiones de gas, las que indicarían un conducto cerrado, apunta el Geofísico.

2. Reactivación paulatina. Durante este escenario de estilo estromboliano, que puede durar desde varias semanas hasta algunos meses, se podría observar explosiones pequeñas a moderadas, fuentes de lava y columnas continúas de ceniza de menos de 6 km sobre el nivel del cráte. El principal fenómeno sería las caídas de ceniza, moderadas a fuertes, las cuales afectarían principalmente a la zona occidental del volcán (excepto si se observa un cambio de la dirección del viento). Proyectiles balísticos (bloques y bombas volcánicas) y flujos piroclásticos pequeños podrían alcanzar una distancia de 2,5 kilómetros desde el cráter. Lahares secundarios pequeños se podrían formar debido a la removilización del material eruptivo por lluvia y podrían cortar la carretera Baños-Penipe.

El Geofísico también apunta que es importante notar que las erupciones volcánicas son por naturaleza impredecibles y que la actividad del volcán también puede regresar a la normalidad sin erupción.

Desde las 14:00 del 24 de septiembre se ha registrado un incremento en la actividad sísmica interna del volcán contabilizándose hasta el momento 97 eventos de largo periodo y 2 tremores, asegura el Geofísico en su informe.

Según el Geofísico, aunque no se observa mayor cambio en los últimos días para el flujo diario máximo de SO2, la baja desgasificación podría indicar un taponamiento del conducto que impide el paso libre de los gases magmáticos. De ahí que tomando en cuenta el aumento claro en los últimos días de la actividad sísmica se estima que una reactivación de corto a inmediato plazo (próximos días a horas) es posible.

Estos escenarios podrán ser cambiados de acuerdo a la evolución de la actividad del volcán y del análisis de los datos provenientes del monitoreo instrumental y visual, dice el Geofísico en su informe. De ahí que ha comunicado a las a las autoridades locales, regionales y nacionales que desarrollan acciones para salvaguardar la seguridad de las personas en las zonas de impacto en caso de una erupción mayor. (I)

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *