LOADING

Type to search

La conversación sexual de Trump que aleja a líderes republicanos de su campaña


Redacción
La Conversación EC
sábado, octubre 8, 2016
La revelación de un vídeo de alto contenido sexual y en el que el candidato Republicano, Donald Trump, presumía de “sobar” a las mujeres, ha provocado que varios republicanos pidan su retirada como única vía para seguir optando a una victoria el próximo 8 de noviembre. The Washington Post registró la conversación que mantuvo con […]

La revelación de un vídeo de alto contenido sexual y en el que el candidato Republicano, Donald Trump, presumía de “sobar” a las mujeres, ha provocado que varios republicanos pidan su retirada como única vía para seguir optando a una victoria el próximo 8 de noviembre.

The Washington Post registró la conversación que mantuvo con un presentador de televisión, Billy Bush, refiriéndose a las mujeres en términos vulgares y machistas durante una conversación de fuerte contenido sexual en la que presumió de que “cuando eres una estrella, te dejan hacerles cualquier cosa. Agarrarlas por la vagina”.

La cinta había sido grabada meses después de que Donald Trump se casara con su tercera esposa, Melania. Hillary Clinton, la candidata Demócrata, ha asegurado en Twitter: “Esto es terrible. No podemos permitir que este hombre sea presidente”.

En la versión íntegra del audio, los estadounidenses pueden escuchar a Trump, con sus propias palabras, admitir sus intentos de acostarse con una mujer. “Le entré seriamente. De hecho, le llevé a buscar muebles. Ella quería muebles y le dije, ‘yo te enseñaré donde tienen buenos muebles”, sigue la conversación de Trump. “Le entré como a una zorra pero no pude. Y estaba casada”. Mientras escucha el resto de acompañantes, el empresario continúa su historia: “De repente, me la encuentro y resulta que tiene estas tetas postizas enormes y todo. Ha cambiado completamente de aspecto“.

La grabación fue realizada cuando Trump se desplazaba en un autobús a unos estudios de televisión en 2005. Antes de que hubiera bajado, se le escucha decir que “cuando eres una estrella, te deja hacerles de todo. Puedes hacer lo que quieras”. Otra voz, que según el Post corresponde al presentador Billy Bush, éste afirma “lo que quieras” y Trump responde: “Agarrarlas por la vágina. Puedes hacer lo que quieras”.

Al aparcar ante los estudios, se escucha a Bush decir que “tu chica está buena vestida de morado” sobre la actriz que les esperaba, y a Trump contestar “guau, guau” en reacción.

El candidato republicano reaccionó primero con un breve comunicado en el que asegura que se trataba de una “broma de vestuario, una conversación privada que tuvo lugar hace muchos años”. En el mensaje, Trump afirma que Bill Clinton, expresidente y esposo de la candidata demócrata, le “ha dicho cosas peores en el campo de golf, mucho peores”.

Horas después, en un vídeo divulgado en sus redes sociales, Trump pidió perdón por sus comentarios, de los que dijo arrepentirse. “Nunca he dicho que sea perfecto y nunca he fingido ser alguien que no soy. He dicho y hecho cosas de las que me arrepiento, y las palabras publicadas hoy en un vídeo que tiene más de una década son una de ellas. Cualquiera que me conozca sabe que esas palabras no me representan. Ya lo he dicho: me equivoqué y pido disculpas“, agregó.

Nunca me rendiría. Nunca me he rendido en mi vida”, zanjó en una conversación con The Washington Post. Así quería cerrar el candidato republicano el último escándalo de su campaña, que estalló este viernes al salir a la luz una cinta en la que se refería en términos soeces y denigrantes a las mujeres. A las pocas horas varios líderes republicanos condenaban su actitud y algunos han sugerido que se retire de la campaña.

El presidente de la Cámara de Representantes y líder del Partido Republicano, Paul Ryan, condenó las palabras de Trump diciendo que le “revolvían el estómago” y anunció que cancelaba el acto que iban a compartir el sábado en Wisconsin. Posteriormente, el aspirante a la vicepresidencia con Trump, Mike Pence, anunció que no le sustituiría tampoco en ese evento.

No puedo condonar sus palabras ni defenderlas“, afirmó Pence en un comunicado de su campaña en el que se mostró “ofendido” por lo que revelaba el vídeo y afirmó que el debate que Trump y Clinton celebran este domingo es una oportunidad “para demostrar lo que de verdad está en su corazón”.

 

El senador Mark Kirk, uno de los primeros en rechazar abiertamente la nominación de Trump, fue el primero en pedir su retirada. Kirk le llamó “payaso maligno” y pidió la convocatoria de las medidas del partido para sustituir de emergencia al empresario. La senadora Kelly Ayotte ha anunciado que redactará manualmente el nombre de Mike Pence para votar por quien en realidad opta a la vicepresidencia junto a Trump, pero no dará su apoyo a éste. Y la excandidata en 2016, Carly Fiorina, declaró que el nominado debe “apartarse” por el bien del partido. “Donald Trump no me representa, está demostrado que no ha sido capaz de asumir sus responsabilidades”, escribió en Facebook.

Este sábado, el candidato se centró en acallar las voces que piden su renuncia con entrevistas en los principales diarios estadounidenses. Al Post le dijo que nunca se rinde y al Wall Street Journal que hay “cero posibilidades de que lo haga. En un vídeo emitido por su campaña, en el que pronunció unas inusuales disculpas, prometió “ser un mejor hombre en el día de mañana”. (I)

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *