LOADING

Type to search

La historia de Dempsey y Krueger, pasaron de compartir el hígado al altar


Redacción
La Conversación EC
martes, octubre 25, 2016
Cuando Heather Krueger tenía 25 años, en 2014, fue diagnosticada con una avanzada enfermedad hepática; el severo daño que presentaba su hígado le daba pocas esperanzas de vida, según cuenta The Washington Post. El hígado humano tiene la capacidad de regenerarse y por ello es posible que una persona done en vida parte de su órgano […]

Cuando Heather Krueger tenía 25 años, en 2014, fue diagnosticada con una avanzada enfermedad hepática; el severo daño que presentaba su hígado le daba pocas esperanzas de vida, según cuenta The Washington Post. El hígado humano tiene la capacidad de regenerarse y por ello es posible que una persona done en vida parte de su órgano para beneficiar a un enfermo.

Todas las personas que se examinaron como posibles donantes no resultaron compatibles y la lista de espera para un órgano proveniente de una persona fallecida es muy larga. Fue cuando apareció Chris Dempsey, un exmilitar y ahora oficial de inspecciones urbanas de la localidad de Frankfort, Illinois.

Él había escuchado en su oficina que la prima de uno de sus compañeros de trabajo agonizaba por la falta de un donante de hígado y decidió prestarse como voluntario.

Dempsey no conocía a Krueger y ciertamente tampoco sabía si sería compatible para donarle un pedazo de su hígado, pero el hombre no dudó y se presentó para los exámenes correspondientes. Dempsey resultó ser compatible y decidió donarle a Krueger la mitad de su hígado.

La joven recibió la noticia con emoción aunque le pareció al principio increíble y maravilloso que un extraño de repente hubiese llegado para salvar su vida.

En 2015, finalmente, ambos entraron a la sala de operaciones. Los cirujanos cortaron la mitad del hígado de Dempsey y lo colocaron en Krueger en sustitución de su órgano dañado. El trasplante fue un éxito y la recuperación y regeneración del hígado se dio satisfactoriamente en ambos pacientes.

Krueger obtuvo una nueva oportunidad de vida y Dempsey se volvió un héroe.

Ambos se mantuvieron en contacto y el amor surgió entre ellos. En diciembre pasado, cerca de un año después de la operación, Dempsey le propuso matrimonio a Krueger durante un romántico paseo en carreta por Chicago. Hace unos días, a principios de octubre, se casaron y unieron, aún más, sus vidas.

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *