LOADING

Type to search

Unos 313 nidos de tortugas gigantes fueron protegidos en el parque Galápagos

Redacción
La Conversación EC
lunes, octubre 24, 2016
Los Guarda parques de las islas Galápagos lograron proteger de depredadores a cientos de nidos de dos especies de tortugas gigantes,  tanto de la especie Chelonoidis porteri (zona este) como de la Chelonoidis donfaustoi (zona oeste), informó el lunes el Parque Nacional. “Unos 313 nidos de tortugas terrestres han sido protegidos… en las diferentes zonas de anidación […]

Los Guarda parques de las islas Galápagos lograron proteger de depredadores a cientos de nidos de dos especies de tortugas gigantes,  tanto de la especie Chelonoidis porteri (zona este) como de la Chelonoidis donfaustoi (zona oeste), informó el lunes el Parque Nacional.

Unos 313 nidos de tortugas terrestres han sido protegidos… en las diferentes zonas de anidación de la isla Santa Cruz“, destacó la institución en un comunicado .

La tarea había comenzado en julio y había consistido en proteger los nidos con mallas y piedras y colocar un dispositivo de posicionamiento global para hacer un seguimiento posterior. Con ello se evitó que el principal depredador de la zona, el cerdo salvaje, atacara los nidos.

Estas acciones son parte de las actividades del parque para repoblar las islas en las que hace medio siglo estos gigantescos quelonios estaban cerca de la extinción. Desde los centros de reproducción en cautiverio han sido liberados alrededor unos 5.000 ejemplares en las últimas décadas.

Los guardaparques recorren grandes distancias para llegar a las zonas de anidación de los sitios: La Torta, La Caseta, El Peligro, Cerro Gallina y El Fatal, hogar de la nueva especie de tortuga, identificada en 2015. En los sitios, deben distinguir la tierra que dista de los demás espacios y al golpear sobre ella, el sonido de “vacío” les confirma la existencia de un nido.

Lo huevos de los nidos de El Fatal, serán extraídos de su estado natural en la última fase de incubación, desde mediados de noviembre y serán trasladados al centro de crianza de la isla para finalizar su proceso de incubación y ser criados en cautiverio hasta los 5 años aproximadamente.

Las tortugas gigantes cuya morfología es tipo cúpula, como las de Santa Cruz, pueden colocar entre 16 y 18 huevos. El éxito de eclosión, en estado natural, dependerá de las condiciones climatológicas presentes durante la temporada, alcanzando un 10% en un área sin depredadores; mientras que en cautiverio, en las incubadoras artificiales se puede alcanzar hasta el 75%.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *