LOADING

Type to search

Costa Rica, Nicaragua y Panamá en pánico por la llegada del huracán Otto


Redacción
La Conversación EC
miércoles, noviembre 23, 2016
La región Caribe de Centroamérica vive una jornada de tensión por la llegada prevista de Otto, el fenómeno climático que amenaza con lluvias y vientos de más de 100 kilómetros por hora, independientemente de sus cambios de categoría entre tormenta tropical y huracán. Panamá, Nicaragua y Costa Rica son los países que, según las advertencias […]

La región Caribe de Centroamérica vive una jornada de tensión por la llegada prevista de Otto, el fenómeno climático que amenaza con lluvias y vientos de más de 100 kilómetros por hora, independientemente de sus cambios de categoría entre tormenta tropical y huracán.

Panamá, Nicaragua y Costa Rica son los países que, según las advertencias de sus autoridades, recibirían el impacto de un evento meteorológico que resultó inesperado para esta región del sur de Centroamérica, en las postrimerías de la temporada de huracanes que finaliza el próximo miércoles.

En Panamá se han registrado cuatro muertes y al menos cinco desaparecidos por crecidas o deslizamientos. En Costa Rica, donde Otto podría llegar este jueves, unas 3.600 personas han sido evacuadas y otras 1o mil han dejado sus hogares en Nicaragua.

“El fenómeno climático es altamente peligroso”, señalaba el martes el presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís. Ese país no registra en su historia contacto directo alguno de huracanes. “No hay experiencia de parte del costarricense de manejar estas velocidades de viento”, advirtió el director del Instituto Meteorológico Nacional de Costa Rica, Juan Carlos Fallas, en una conferencia de prensa conjunta con Solís.

Las autoridades intentaban evacuar a todos los pobladores de pueblos vulnerables del norte de su costa caribeña, incluso contra la voluntad de muchos de ellos, antes de la hora señalada para la llegada de la tormenta.

En el lado nicaragüense, el Gobierno ordenó cerrar escuelas y colegios en todo el país jueves y viernes. Además de emitir la alerta roja para la zona costera y amarilla para el resto del país, igual que lo hizo Costa Rica, el Ejército se preparaba para ordenar evacuaciones masivas si fuera necesario, según el diario oficial El19digital.

En Panamá las lluvias amainaron este miércoles y ahora atienden los daños en caseríos y vías públicas. No se prevé que reciba un impacto directo del fenómeno climático. También mantienen la búsqueda de cinco personas desaparecidas en ríos y los preparativos para albergar pobladores de Bocas del Toro.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *