LOADING

Type to search

El turismo ecológico en el noroccidente de la ciudad, desde Calacalí hasta Yunguilla


Redacción
La Conversación EC
martes, noviembre 1, 2016
Calacalí es la puerta de ingreso al Noroccidente de Quito, el punto más alto de la parroquia está a 2.839 metros sobre el nivel del mar. Es una de parroquias rurales más antiguas y un lugar que conserva riquezas patrimoniales, ecológicas, históricas, gastronómicas y culturales. Es una parada obligada para quienes deseen practicar un turismo ecológico. […]

Calacalí es la puerta de ingreso al Noroccidente de Quito, el punto más alto de la parroquia está a 2.839 metros sobre el nivel del mar. Es una de parroquias rurales más antiguas y un lugar que conserva riquezas patrimoniales, ecológicas, históricas, gastronómicas y culturales.

Es una parada obligada para quienes deseen practicar un turismo ecológico. Ahí se conserva el antiguo Monumento a la Línea Equinoccial o Mitad el Mundo, el mismo que llegó en piezas, en la década de los 60, y que fue armado en la Plaza Central. Otro monumento que llama la atención de los visitantes es la Cruz de Piedra que data de 1640 y está en el cementerio. Tiene 15 metros de alto. También está la Pila de Piedra, que originalmente estuvo en la plaza San Francisco de Quito.

La Casa Museo Carlota Jaramillo conserva las pertenencias, discos, recortes, fotografías, artículos personales de Carlota Jaramillo, conocida como la Reina de la Canción Nacional, nacida en Calacalí cuyo territorio forma parte de la Reserva Geobotánica del Pululahua y del Bosque nublado de Yunguilla.

La granja Educativa Rinconada de Rayo Cucho es una hacienda que se dedicaba a la ganadería, pero cuando muchos de los obreros salieron en busca de otras fuentes de trabajo en la ciudad, su propietario la convirtió en una granja autosustentable.

Los visitantes pueden vivir el mundo de la granja con el cuidado de conejos, patos, gallinas, darles de comer y limpiar sus corrales o hacer caminatas por un bosque de eucaliptos; también pueden sembrar y cosechar y montar a caballo, además hacer camping y disfrutar de un menú con productos de la misma hacienda.

Luego de 20 minutos de viaje está Yunguilla, una reserva natural con tres tipos de clima y una temperatura que oscila de 8 y 12 grados centígrados. El área forma parte de las microcuencas de los Ríos Tanachi y Pichan, que desembocan en la cuenca del río Guayllabamba.

Esta zona tiene dos de los 17 ecosistemas con los que cuenta el Distrito Metropolitano con bosques montanos pluviales de los andes del norte. Debido a las características del bosque nublado, predominan los musgos, líquenes, helechos, orquídeas, bromelias y heliconias.

Yunguilla ha gestionado diversos proyectos enfocados a la recuperación del bosque nativo. Unas 50 familias convencidas y comprometidas con la naturaleza dejaron de explotar la madera para producir carbón y se involucraron en un proyecto de producción y ecoturismo sustentable.

Ahí se fabrican quesos, nata, mermeladas… Hay huertos orgánicos y viveros forestales, una tienda de artesanías y turismo comunitario.

El bosque nublado es un ecosistema amenazado de gran importancia por la presencia de orquídeas, bromelias, además cuenta con un bosque primario. Yunguilla es un lugar con la más alta bio-diversidad del mundo. Se encuentra en las inmediaciones de dos Áreas Importantes para la Conservación de Aves, el AICA de las estribaciones occidentales y el AICA de Maquipucuna – Guayllabamba.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *