LOADING

Type to search

La academia y sus voces sobre Donald Trump


Jeeyla Benítez
La Conversación EC
miércoles, noviembre 9, 2016
Estados Unidos tiene un presidente electo: Donald Trump, que el próximo 20 de enero de 2017 llegará a la Casa Blanca como el nuevo mandatario. La academia presenta su análisis ante una coyuntura que al parecer cambió el escenario político de un país que es el eje de muchos polos de desarrollo. A continuación los […]

Estados Unidos tiene un presidente electo: Donald Trump, que el próximo 20 de enero de 2017 llegará a la Casa Blanca como el nuevo mandatario. La academia presenta su análisis ante una coyuntura que al parecer cambió el escenario político de un país que es el eje de muchos polos de desarrollo.

A continuación los académicos de las Universidades San Francisco de Quito, Casa Grande, Ecotec, Espíritu Santo, Técnica Particular de Loja, Simón Bolívar, Católica de Guayaquil expresan su reacción ante los resultados de los comicios desarrollados el 8 de noviembre en norteamérica.

 

“El resultado de Donald Trump es consecuencia de lo que pasa en el sistema democrático donde el pueblo elige positiva o negativamente a su mandatario y aspiro que Trump deje el traje de candidato y asuma las responsabilidades de ser jefe de Estado de los Estados unidos. Es decir, que deje a un lado las promesas de campaña para convertirse en Presidente y las responsabilidades que eso emana”.

Carlos Estarellas

Universidad Católica Santiago de Guayaquil 

 

“La elección de Trump representa que el populismo tiene cabida hasta en la sociedades que creemos más desarrolladas, representa a aquellos sectores que se consideran menos atendidos y desfavorecidos por las políticas de Obama, los blancos de zonas rurales y con limitada preparación académica y que sienten que el establishment de Washington los ha afectado todo estos años. Definitivamente llevará a replantearse la forma de vida y de tomar decisiones en EEUU”.

Jorge Calderón Salazar

Universidad de Especialidades Espíritu Santo

 

“El triunfo de Donald Trump es la derrota del establishment, de los medios, de lo políticamente correcto y de una gran parte de la sociedad bien pensante norteamericana; así como la derrota del partido Republicano y por supuesto de Hillary Clinton.
El triunfo de Trump trae incertidumbre a la economía, pero debido a que Estados unidos tiene división de poderes y contrapesos, no ha afectado mucho al sistema económico por el momento, por ejemplo ni las bolsas ni la divisa han reaccionado de una manera muy negativa frente a un triunfo tan inesperado”.

Luis Espinosa 

Universidad San Francisco de Quito 

 

“El triunfo de Donald Trump puede significar un revés para el llamado “ establishment americano” que  políticamente ha estado focalizado en la capital Washington, lo que el propio Trump ha criticado durante su campaña.   Pues ahora que Donald Trump ha sido elegido presidente, con la mayoría republicana  en la Cámara de Representantes y el Senado, cuáles serán los pasos que adoptarán Trump y los líderes republicanos en el Congreso para no seguir culpando a dicho  establishment”.

Modesto Correa

Universidad Casa Grande

 
 

“Si el Presidente Trump diseña sus políticas de relaciones comerciales internacionales en los términos expresados por el candidato Trump, habrá serios problemas para el resto del mundo. Para empezar, la negociación del Acuerdo comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea quedaría paralizada. El Tratado de Libre Comercio de América del Norte se vería seriamente afectado. Todos los acuerdos comerciales suscritos por Estados Unidos quedarían comprometidos. México podría resultar el país más afectado, porque un altísimo porcentaje de su comercio exterior lo realiza con los Estados Unidos. Ese panorama podría llevar a graves problemas internos, con respecto a la permanencia en Estados Unidos de muchas grandes empresas transnacionales, que pueden salir hacia otros países, especialmente China e India, por los efectos de largo plazo de políticas populistas y proteccionistas. Sin embargo, como ha pasado en otras oportunidades en Estados Unidos y varios países, el Presidente entrante puede encontrarse con presiones políticas y ataduras nacionales y mundiales difíciles de ignorar, y actuar de manera diferente a la que ofreció en la campaña”.

Luis Luna Osorio

Universidad Andina Simón Bolívar

 
 

“Un revulsivo inesperado para la política pública de Estados Unidos y una impactante sorpresa para el resto de países que pensaron que su triunfo era algo lejano a la realidad”.

César Vélez del Hierro

Universidad de Especialidades Espíritu Santo 

 

“La elección de Donald Trump generará impactos en términos geopolíticos pero más allá del nivel de expectativa del posible entorno económico consecuencia de su elección hay que considerar lo siguiente: 1) Existen compromisos asumidos por el Gobierno de EEUU que no pueden ser cambiados abruptamente (acuerdos, convenios, tratados…) por lo tanto la expectativa de cambios radicales en materia económica internacional no es probable en el corto o mediano plazos. 2) las relaciones de política internacional tendrá un cambio de rumbo sea ligero o más fuerte en el discurso, al menos,  con algunos países como Rusia, México o China. 3) A nivel de política interna de EEUU, se generará una fuerte expectativa con relación a la industria, empleos y salarios por sectores, en función d3l cumplimiento de las promesas de campaña”

Guido Macas

Universidad Ecotec

 

“El triunfo de Trump evidencia un cambio en la tendencia del ciclo político y socioeconómico de los demócratas, la estabilidad de la globalización ha marcado un punto de inflexión y es con la llegada de la ideología republicana para empezar a replantearse grandes desafíos como el grado de apertura económica, empresarial, los temas geopolíticos y sociales”.

Sebastián Cárdenas

Universidad de Especialidades Espíritu Santo

 

Slovak Zizek, filósofo de izquierda radical y lacaniano, en su conocido estilo atolondrado dijo hace poco en una entrevista a un medio americano que su “esperanza desesperada” era que gane Trump. Su respuesta sorprendente imagina y proyecta que si gana el outsider (y ganó) las cosas se pondrían tan absurdas que nos veríamos obligados a repensar toda la política, desde la conservadora a la liberal de izquierda. Salir así del letargo ideológico y diplomático de lo “políticamente correcto” que, en cambio, lo representaba Clinton, amiga de la globalización corporativa. Gran peligro, pero que sin embargo para este filósofo, el “veneno podría ser medicina”. En todo caso, hasta que empecemos a ver las consecuencias de este acontecimiento político de la pos-verdad transmoderna, Trump ha representado una bofetada al hedonismo de un moribundo posmodernismo mediático, intelectual, social y político. Una nueva era geopolítica se anuncia en un horizonte plagado de incertidumbres y reveses”. 

Carlos Tutiven

Universidad Casa Grande

 
 

“El gobierno en EEUU tiene las ventajas y los defectos de una democracia. Pero es una democracia, no una de esas totalitarias, populistas, teocráticas, fascistas o socialistas, sino una liberal. Donald Trump sabe eso y lo va a respetar. Tendrá que, a diferencia de otros países, coordinar su gobierno con los otros poderes del estado y de las localidades, con las libertades civiles y de asociación, con la prensa independiente. Trump representa un golpe de timón, el ejercicio de la política en términos de logro y fracaso. No es la última palabra, no es un utópico como los presidentes que proliferan en el mundo perfecto de las ideologías”.

Antonio Aguirre Fuentes 

Universidad Católica Santiago de Guayaquil 

 
 

“El nerviosismo que se está sintiendo -en los primeros días de la elección de Donald Trump-  en los espacios político y económico de Estados Unidos y del mundo en general, está directamente relacionado con la incertidumbre permanente que fue construyendo el discurso de Trump cuando era candidato. Claro, ese nerviosismo irá disminuyendo, conforme pasan los días, ya que los norteamericanos, basados en su “historia” y en la “sólida institucionalidad” construida a lo largo del tiempo, serán los que presionen y hagan ver al Presidente elegido que el estar al frente de la nación más poderosa del planeta, significa una responsabilidad enorme que trasciende las propias fronteras del territorio norteamericano. De ahí, no es casualidad que el mismo Trump -en sus discursos iniciales como Presidente electo- más mensajes emitidos de líderes como Barack Obama y Hillary Clinton estén llamando a la reconciliación y unidad nacional, ya que consideran que Estados Unidos es uno solo y requiere de trabajo de todos los que habitan el país. Entonces, grandes cambios a nivel mundial a pretexto de la elección de Trump, serán los que ya se venían dando o se tenían previsto promover, es decir no habrán grandes sorpresas”

Wilson Araque

Universidad Andina Simón Bolívar 

 
 

“En Estados Unidos se dieron resultados un poco sorpresivos en donde la gente optó por cambiar los aires y elegir un presidente que es totalmente diferente, que no tiene un legado político y tampoco tiene un pasado político, que busca dar nuevas ideas al establecimiento que rige a los Estados Unidos. Donald Trump tratará, a su manera, bajar el desempleo y revisar algunos temas de relaciones internacionales que a su juicio quizás no le convengan a Estados Unidos”.

Isidro Fierro

Universidad de Especialidades Espíritu Santo

 

 

“El triunfo de Donald  Trump es una muestra de que los públicos se alinean a propuestas y ya no a los partidos políticos. Por otra parte está la realidad de que la reputación influye enormemente en el poder de decisión de las personas creando una Imagen Pública favorable o no y Hillary Clinton no obtuvo el voto de credibilidad de los norteamericanos por el desgaste en su notabilidad con el caso del uso de un servidor de correo privado, cuando era secretaria de Estado en el primer periodo presidencial de Barack Obama. Desde el punto de vista de comunicación, el triunfo se basó en concentrar la propuesta en los sujetos(norteamericanos) y sus necesidades, que a gritos piden un resurgimiento del país norteamericano desde un ser y verse como potencia mundial. Trump promete eso, una imagen sólida edificada desde el nacionalismo, trabajando desde la base de la población popular y trabajadora”. 

Vanessa Lam

Universidad Ecotec

 
 
“Es preocupante la visión de Donald Trump de cerrarse, como gobierno, a la firma de tratados comerciales, su visión es mercantilista hacia adentro, de cerrar el mercado estadounidense, de proteger la industria nacional y no alinearse a todos los procesos de globalización y firma de acuerdos para facilitar el comercio. Él ha mencionado no ser amigo de los acuerdos comerciales, proteger la industria y apoyarla a través de la reducción de impuestos. Una de las afectaciones directas con Ecuador es en el tema de comercio exterior, se cierra la posibilidad de acceder a un acuerdo con Estados Unidos”.

Andrés Briones

Universidad Casa Grande 

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *