LOADING

Type to search

Los abogados de Assange creen que la Fiscalía no tendrá otra opción que dejarlo libre


Redacción
La Conversación EC
martes, noviembre 15, 2016
Melinda Taylor, abogada del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, aseguró que su cliente ha dado la bienvenida a esta oportunidad de limpiar su nombre, ya que siempre ha dicho que es inocente, tras ser interrogado por un fiscal ecuatoriano y la justicia sueca durante dos días. Taylor recordó que el fiscal anterior cerró el caso de […]

Melinda Taylor, abogada del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, aseguró que su cliente ha dado la bienvenida a esta oportunidad de limpiar su nombre, ya que siempre ha dicho que es inocente, tras ser interrogado por un fiscal ecuatoriano y la justicia sueca durante dos días.

Taylor recordó que el fiscal anterior cerró el caso de Assange al no hallar ninguna base para investigación, razón por la que “se ha mostrado insistente en que debe ser escuchado”, para que su caso sea cerrado de nuevo. La abogada lamentó que Suecia haya tardado seis años en llegar en la embajada de Ecuador en Londres, donde Assange vive desde hace más de cuatro años y medio.

El interrogatorio terminó este martes tras dos días de audiencia, indicó la Fiscalía sueca sin dar más detalles. El fiscal ecuatoriano Wilson Toainga llevó a cabo el interrogatorio, en presencia de la fiscal sueca Ingrid Isgren.

“El resultado será transmitido posteriormente por escrito por Ecuador a los fiscales suecos. Cuando se haya redactado el acta, los fiscales determinarán una posición sobre la continuación de la investigación preliminar”, dijo la fiscalía en un comunicado y explicó que el secreto de sumario impide dar detalles.

Por su parte el abogado sueco de Assange, Per Samuelsson, dijo que recurriría la decisión de la justicia de no dejarle asistir al interrogatorio. Assange lleva desde junio de 2012 en la embajada ecuatoriana, cuando pidió asilo a Quito para evitar ser extraditado a Suecia.

El australiano perdió una batalla judicial en septiembre cuando por octava vez en seis años, un tribunal sueco confirmó la orden de detención europea en su contra. En octubre, también se le rechazó la suspensión provisional de éste para asistir al entierro de un amigo.

Assange clama su inocencia y denuncia una maniobra para ser extraditado a Estados Unidos, donde teme ser juzgado por la publicación por parte de WikiLeaks de cientos de miles de documentos clasificados sobre las guerras de Irak y de Afganistán, así como de 250.000 cables de la diplomacia estadounidense.

Durante la última campaña electoral en Estados Unidos, WikiLeaks publicó miles de mensajes pirateados del entorno de Hillary Clinton. El escándalo llevó a John Podesta, jefe del equipo de campaña de la candidata demócrata, a acusar a Assange de querer favorecer al republicano Donald Trump.

Una petición firmada el domingo por la noche por más de 18.000 personas solicitó al presidente electo de Estados Unidos conceder un “perdón presidencial” a Assange para exonerarlo de todo proceso judicial en ese país. Una demanda similar había sido enviada anteriormente al presidente saliente, Barack Obama, sin éxito.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *