LOADING

Type to search

Querer entrar a China sin estar en el Foro Asia-Pacífico ha sido un error


Juan Manuel García Samaniego
Universidad Técnica Particular de Loja
viernes, noviembre 18, 2016
China más que inversionista o socio, se ha convertido en el mayor prestamista del Ecuador con créditos bastante grandes y con tasas de interés impresionantemente altas. De ahí que la expectativa en torno a la visita del presidente chino Ji Xinping a Ecuador, a más de ser algo político por el volumen de créditos que […]

China más que inversionista o socio, se ha convertido en el mayor prestamista del Ecuador con créditos bastante grandes y con tasas de interés impresionantemente altas. De ahí que la expectativa en torno a la visita del presidente chino Ji Xinping a Ecuador, a más de ser algo político por el volumen de créditos que ha entregado al actual Gobierno, girará más en torno al comercio, sobre todo si pensamos que, probablemente, si se mantiene la misma línea del Gobierno de ahora en las próximas elecciones, las condiciones para acceder al mercado de  Estados Unidos, el principal socio comercial del país, van a ser más difíciles. Entonces vamos a tener que echar mano o tratar de entrar a otros mercados y China puede ser uno de ellos.

Ahora se habla de que tenemos una balanza comercial deficitaria con ese país, pero cuando se analiza las balanzas comerciales uno tiene que mirarlas en contexto. ¿Es deficitaria por qué? ¿Por importar tecnología? Nosotros no tenemos capacidad de exportar tecnología, de exportar maquinaria, computadoras, productos con valor agregado, entonces debemos enfocarnos en exportar nuestros típicos y tradicionales productos postre: café, cacao, banano, porque hasta el petróleo que vendemos a los chinos finalmente termina derivado o vendido a Estados Unidos.

Y por la otra vía nosotros deberíamos demandar de ellos productos o bienes de capital, no bienes de consumo. Pero lo fundamental es pensar en cómo potenciar la exportación de nuestros productos tradicionales como el camarón, cacao, banano y hasta las flores. La demanda de alimentos de los chinos es muy alta y Ecuador puede aprovechar ese nicho.

El Gobierno ha trabajado mucho para superar las barreras sanitarias y fitosanitarias que se han puesto como obstáculos para entrar al mercado chino. El Ministerio de Agricultura ha emprendido muchos programas para erradicar plagas; para hacer todos los procesos de trazabilidad con el cacao, un producto muy interesante para el mercado chino; para erradicar la roya del café, otro de los productos con un potencial bastante interesante en el mercado asiático. Con el camarón no tenemos problemas, de hecho pese a que China produce camarón les interesa mucho consumir el nuestro.        

Ecuador ha hecho una inversión interesante en ese sentido y creo que estamos en capacidad de competir en el mercado chino pese a los costos. Porque es un error de concepción económica pensar que la única forma de entrar a un mercado es abaratando costos. Lo que el país debe buscar, sector público y privado, son nichos de mercado. Por ejemplo, el café que exportamos, que es un café amargo (de altura), no necesita entrar a un mercado masivo sino a uno selecto.

Pero también se puede ganar competitividad con el manejo de la política pública propia, como bajar impuestos, revisar esa barbaridad de la declaración anticipada del Impuesto a la Renta que no tiene ningún sentido, porque eso quita liquidez al flujo de caja a las empresas. También se puede intervenir con asistencia técnica por parte del Estado; además, porque si el país quiere entrar en un mercado de 1.400 millones de consumidores debería enfocarse mucho en los monocultivos para producir en mayor volumen y ahí el costo unitario del producto baja. Es una oportunidad interesante, además, porque el yuan se está fortaleciendo frente al dólar y eso nos beneficia.

Pero no hay que olvidar que, en la actualidad, nosotros para China somos un mercado marginal, tenemos más importancia geopolíticamente, por la posición geográfica en la que estamos, y porque hay un discurso progresista, entre comillas, del Gobierno ecuatoriano, pese que en la práctica sea  totalmente todo lo contrario.

Por eso ha sido un error garrafal del Gobierno no haber tocado las puertas del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, porque ahí Ecuador tendría entrada no solo al mercado de China, sino al de Japón, Corea del Sur, a todos los países que tienen importantes tasas de crecimiento y, además, una moneda dura. Para nosotros, geográficamente más cerca nos queda vender a la cuenca del Asia Pacifico que ir a Europa con la que firmamos un tratado comercial, pero yendo a menor velocidad a la que fueron Colombia y Perú.

Ahora China no es un socio comercial de Ecuador ni un inversionista, es un prestamista.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *