LOADING

Type to search

De la crisis estructural de los Ninja a la crisis de los Ninis


Guido Macas
Universidad Ecotec
sábado, diciembre 3, 2016
En América Latina se ha creado una alerta. En una de las regiones con más jóvenes del planeta, pero existen alrededor 30 millones de Ninis: jóvenes que ni estudian ni trabajan y que se están convirtiendo en un serio peligro para el crecimiento económico de América Latina como ha advertido un informe de la Cepal […]

En América Latina se ha creado una alerta. En una de las regiones con más jóvenes del planeta, pero existen alrededor 30 millones de Ninis: jóvenes que ni estudian ni trabajan y que se están convirtiendo en un serio peligro para el crecimiento económico de América Latina como ha advertido un informe de la Cepal y de otros organismos internacionales.

¿Por qué?

¿Qué pasa si esas personas tienen hijos, por ejemplo? Los Ninis darán a luz a unos Ninitos y qué futuro tienen ellos. ¿Quién les va dar de comer, quién los va a mantener, quién les va a dar la educación, quién les va a garantizar la salud?

Esto ha generado una alerta en la región porque los Ninis se han convertido en potenciales candidatos para integrar grupos dedicados a las actividades ilícitas. Y no solo eso, también puede crear problemas a los Estados, porque tendrán que destinar más recursos a servicios públicos y a gastos en salud sobre todo.

Como los Ninis no tienen afiliación al Seguro ni un respaldo económico lo lógico es que van a buscar hospitales públicos y al final el que paga la cuenta termina siendo el Estado.

Lo cierto es que gracias a los Ninis América Latina corre el serio riesgo de entrar en una crisis muy similar a la del 2009 por culpa de la burbuja inmobiliaria creada por los Ninja (No income, No jobs, No assets) o sea personas que no tienen ingresos, trabajo ni activos. Ahora en Latinoamérica podría ocurrir algo similar con los Ninis.

El evitar crear otra burbuja va a depender mucho de las políticas sociales de los Gobiernos. Lo primero es apuntar mucho a la educación para que ellos puedan salir al menos con un título que les permita ser tecnólogos u operarios. La otra enfocar la ayuda especialmente a las madres adolescentes.

En Ecuador existe esa política con el Bono de Desarrollo Humano, en otros países tienen otros nombres: Transferencia familia, Bono familia que tratan de ayudar. Pero lo principal siempre será apuntar a la educación: educación sexual, educación primaria, educación secundaria, para que ellos puedan insertarse en la población económicamente activa.

Hay que tener claro que el problema de los Ninis es real, que pueden tumbar el programa o la planificación económica de cualquier Gobierno. Son urgentes las políticas que permitan disminuir o insertar a estas personas en actividades productivas y no en actividades ilícitas.

En Ecuador, la política del actual Gobierno ha apuntado mucho a es. Su política social ha estado enfocada en las personas de menores recursos, con programas como las Escuelas del Milenio, la gratuidad en la Universidad, los exámenes que ha hecho el ENES para garantizar el acceso a las universidades del sector público.

Pero una de las políticas fundamentales del Gobierno ha sido la obligatoriedad de las madres solteras que reciben el Bono de Desarrollo Humano de tener a su hijos en las escuelas.

Pero igual todo esa política se puede venir abajo porque en los últimos tres trimestres mucha gente se ha quedado sin empleo, hay mucha gente que ha desertado de las escuelas, los padres los han sacado a trabajar en la informalidad y el crecimiento del sector informal sigue acelerándose.

Para eso se necesitan políticas públicas que se puedan sostener en el largo plazo. Si esto no se mejora, los famosos seguirán siendo ya no solo un problema social para los países sino un problema socioeconómico estructural.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *