LOADING

Type to search

Lo que los candidatos están obligados a responderle al país


Modesto Correa
Universidad Casa Grande
viernes, diciembre 9, 2016
En lo personal nunca imaginé que iban a haber ocho binomios en la carrera presidencial para 2017. Al comienzo de este proceso pensé solo en dos candidaturas, la del Gobierno y la de la Unidad que comenzó a aglutinar a la oposición, pero de pronto cada quién corrió por su lado; luego supuse que máximo […]

En lo personal nunca imaginé que iban a haber ocho binomios en la carrera presidencial para 2017. Al comienzo de este proceso pensé solo en dos candidaturas, la del Gobierno y la de la Unidad que comenzó a aglutinar a la oposición, pero de pronto cada quién corrió por su lado; luego supuse que máximo podrían llegar a unas cuatro candidaturas al Consejo Nacional Electoral, pero hemos terminado en ocho. Tantas candidaturas crea primero incertidumbre sobre los resultados, y después confusión con tanta oferta de campaña en un país con una situación económica muy delicada.

En los momentos actuales lo que el país necesita, sobre todo en el lado económico, son certezas, propuestas claras e ideas también claras. El país requiere cuadros con un buen conocimiento sobre la situación económica real del país y que muestren capacidad para afrontarla. Y el país necesita candidatos capaces de juntar a las mejores cabezas para afrontar esa realidad económica complicada.

La parte económica actual del país es tan delicada en los momentos actuales que las principales propuestas de los candidatos de la oposición y el Gobierno van por ese lado. Guillermo Lasso, por ejemplo, habla de la creación de un millón de empleos.

Pero para que haya un millón de nuevos empleos es necesario conocer las propuestas sobre sus medidas económicas, porque eso necesariamente debe significar un aumento de la producción y la llegada de más inversión. Si hay un millón de nuevos empleos significa que habrá más consumo y tanto la demanda como la oferta se van a dinamizar.

El candidato Lenin Moreno, en tanto, ofrece quitar el anticipo del Impuesto a la Renta. Pero primero habrá que preguntarse si lo podrá hacer y si va a tener la suficiente autonomía para hacer las cosas si llega a la Presidencia. También deberá explicar por qué ahora va a dar marcha atrás en medidas adoptadas por un Gobierno del que fue parte y que han sido tan criticadas.

Las propuestas, además, tienen que estar dentro del marco legal que está dejando el Gobierno, porque casi todos los candidatos ahora ofrecen desmontar desde la Asamblea medidas económicas o una serie de leyes para garantizar la independencia de los poderes del Estado. Pero hay otros temas de fondo que no son abordados.

Por ejemplo, es importante conocer si en las propuestas de los candidatos hay una hoja de ruta sobre política exterior. Si como país vamos a involucrarnos más con otros países, de los cuales hemos estado un poco alejados, como Chile y Perú, y si vamos a dejar de lado ciertas alianzas con otros países, que no han sido del todo beneficiosas.

En estas elecciones el país no solo se juega su estabilidad económica a largo plazo, también está en juego la dolarización. En ese tema han sido más claros, por ejemplo, el binomio de Cinthya Viteri y Mauricio Pozo. Ellos han prometido recuperar los fonditos eliminados en este Gobierno, claro que ahora no va a ser fácil porque hay tanta necesidad de liquidez que resultará casi imposible, pero al menos ya se menciona la necesidad de tener esas reservas; unas reservas que existían, pero que fueron usadas por el actual Gobierno de una manera desproporcionada hasta vaciarlas completamente.

En dolarización es clave tener colchones, lo que el actual Gobierno bautizó como los fonditos. Fondos como los del Feirep eran fondos de estabilidad monetaria.

Por eso un aspecto clave sobre el que se deben pronunciar los candidatos es cómo vamos a defender las exportaciones no petroleras, indispensables para sostener la dolarización a largo plazo, porque para eso necesitamos recuperar la agroindustria, mejorar su productividad y devolverle la competitividad internacional.

Y no hay que olvidarse del tema de la deuda, porque no solo hemos consumido todos los recursos propios, sino que encima nos quedemos endeudados posiblemente ya con unos 50 mil millones de dólares. ¿Cómo se la va manejar? ¿Habrá una reestructuración y en qué términos? Son aspectos importantes si queremos que Ecuador sea otra vez destino de la inversión extranjera directa.

Por eso es de esperarse que, pese a toda la dispersión de la oposición, en la segunda vuelta haya dos candidatos, obviamente uno del Gobierno y otro de la oposición, porque se verán enfrentados dos modelos económicos y de desarrollo.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *