LOADING

Type to search

La UTPL abre sus laboratorios a la industria para resolver sus problemas


Juan Pablo Suarez Chacón
Universidad Técnica Particular de Loja
viernes, enero 27, 2017
El esfuerzo que la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) promueve es que el conocimiento que se genera a través de la investigación se transforme en beneficios directos para la sociedad. Para eso se tiene un sistema de laboratorios de prototipos. La idea es trabajar en contacto directo con empresas locales y nacionales, que demandan […]

El esfuerzo que la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) promueve es que el conocimiento que se genera a través de la investigación se transforme en beneficios directos para la sociedad. Para eso se tiene un sistema de laboratorios de prototipos. La idea es trabajar en contacto directo con empresas locales y nacionales, que demandan soluciones a problemas concretos. La primera fase incluye el desarrollo de un prototipo que va a tener una evaluación en el mercado y si es exitoso se vuelve comercial. Es decir, se trabaja bajo requerimientos y necesidades reales del sector productivo.

Estos prototipos son sujetos a registros de propiedad intelectual, no siempre son patentes, pero según la legislación ecuatoriana existen diferentes formas de registrar la propiedad intelectual para que puedan ser transferidos.

Por ejemplo, en las aulas se creó una bebida energizante a base de guayusa, ahora ese producto circula a nivel nacional y está en las perchas de los supermercados. Se trata de una fórmula que se generó en la universidad con los estudiantes, de esta manera también se fomenta la creación de nuevos emprendimientos. La base es la innovación y los emprendedores son alumnos o ex alumnos que utilizan los prototipos desarrollados en las aulas de una manera comercial, porque la idea es que al terminar sus estudios estén en capacidad de generar nuevas empresas. Así, la primera fase es investigar, la segunda es innovar y la tercera es emprender. En este caso los estudiantes emprendieron, generaron su propia empresa. La UTPL a través de los contactos que tiene -en su centro de emprendimiento, prenho – ayuda a que el producto ingrese a las cadenas de supermercados a nivel nacional.

La UTPL desde hace algunos años tiene como meta generar conocimiento que tenga un alcance internacionales, no se trata solo de hacer investigaciones que generen un impacto a nivel local, sino que pueda tener una repercusión en el exterior. En ese camino vamos algunos años y los resultados se pueden ver en el balance del 2016. La universidad lidera en Ecuador la producción científica en revistas indexadas, en el 2016 fueron 215 publicaciones indexadas en la base de datos internacional Scopus®.

La sociedad civil tiene especial atención en la UTPL

Aparte de los proyectos de investigación que tiene la universidad existe la iniciativa  SmartLand  que es una iniciativa paraguas que incorpora a los proyectos que contribuyen a la gestión inteligente del territorio. Ahora se escucha a menudo hablar de Smart City que tiene la intención de gestionar, de mejor manera las ciudades en temas energéticos, movilidad, acceso a alimentación, etc. Pero la UTPL propone un concepto que va más allá y la pregunta es ¿qué pasa con una ciudad que no está interconectada con el territorio que está a su alrededor?

En Ecuador un porcentaje importante de la población es rural, entonces ¿qué pasa con el desarrollo rural, con la gestión de un territorio? En un sentido amplio, la UTPL propone una iniciativa que tiene como beneficiario a los gobierno locales. La idea es recolectar y gestionar información que pueda servirle al gobierno local y a la sociedad civil para tomar mejores decisiones respecto a la gestión del territorio.

El año pasado, la UTPL en conjunto con el Ministerio de Turismo creó un Observatorio Turístico para la Región Sierra Sur con la idea de mirar todo el flujo de turistas, el uso de hoteles, el nivel de ocupación, etc. La academia involucró al sector público y privado y se unió al trabajo la la Asociación de Hoteleros para no quedarse con los datos, sino que con esta información se pueda generar un equipo de innovación en los negocios. Esto es un piloto que nació en Loja a propósito del  Festival de las Artes vivas que se desarrolló entre el 17 y 27 de noviembre de 2016. Ahí se generó un primer reporte de lo que significó este evento para la ciudad y se calculó con los datos de la industria  el nivel de ocupación de los hoteles, el gasto promedio por visitante durante el tiempo que estuvo en la ciudad, etc. En este caso el Observatorio Turístico se enfocó en la ciudad y una siguiente etapa de trabajo con el Ministerio de Turismo se tiene previsto ampliar el trabajo a un área más grande y ver cómo los destinos turísticos locales se desarrollan.

Otro ejemplo tiene que ver con un sistema de monitoreo climático que se apoya en una parte con un proyecto de financiamiento Alemán y en otra con infraestructura propia de la universidad con estaciones climáticas. Se trabaja ya en un sistema de monitoreo de clima que permite dar información a los gobierno locales sobre datos históricos de lluvia, que incluso más adelante permitirá poner en en marcha un sistema de alerta temprana para los municipios en los que el sistema de monitoreo tiene cobertura, permitiendo que se mida en tiempo real la cantidad de lluvia que cae en un determinado lugar. Esto está en el sur del Ecuador, incluyendo la provincia del Azuay en donde participan también actores locales.

Con todo esto, el objetivo es que el estudiante tenga -durante el proceso de formación- contacto directo con el sector productivo y aporte con soluciones reales a distintos problemas o que interactúe con la sociedad civil, con los gobiernos locales para contribuir a que ese conocimiento que se genera en la universidad pueda servir en la comunidad.

Curiosamente en el país muchas decisiones no se toman por falta de información sino de gestión en la información existente. Hace unos años el gobierno impulsó el levantamiento de mapas en varios cantones del Ecuador. En la zona sur se levantó información completa sobre infraestructura, uso de suelo, información de servicios básicos y se colocó en mapas con diferentes capas de información. Eso llegó a los gobiernos locales y debió convertirse en una herramienta potente para planificación, pero no fue el caso; simplemente no se le saca el provecho suficiente. La propuesta de SmartLand quiere aportar soluciones a este tipo de problemas.

Los estudiantes y su esfuerzo

La respuesta de los estudiantes en estos temas que impulsa la universidad es positiva porque lo tradicional es participar en un proyecto dentro de un laboratorio, en un entorno en donde existe una realidad simulada. Lo que plantea la UTPL enriquece y contribuye en la formación integral del alumno al estar en contacto con el mundo real. Además para la academia es un reto porque es fácil explicar la realidad en la pizarra ,dentro de un salón de clase, pero cuando uno se enfrenta a un problema real observa que las soluciones de pizarra no siempre son aplicables.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *