LOADING

Type to search

La radio online, una estrategia comunicativa para el estudiante colegial


Guillermo Del Campo Saltos
Universidad Católica de Santiago de Guayaquil
miércoles, abril 5, 2017
 Este modelo permite generar la participación de maestros, directivos y alumnos en coordinación y en planificación, pero además  las instituciones educativas cuentan con una actividad extracurricular que refuerza el aprendizaje colaborativo y significativo, lo que beneficia al estudiante en el manejo y uso de la tecnología en su formación.

La Universidad Católica de Santiago de Guayaquil (UCSG) participó en un proyecto de investigación enfocado en la aplicación de un modelo de radio online para centros colegiales. Esto va más allá del proceso que realizan las radios tradicionales, que son desarrolladas por profesionales para un público general. De lo que se trata es de involucrar al docente, al estudiante, al padre de familia en un espacio de aprendizaje que lleve de la mano la práctica en el desarrollo de cómo hacer radio y de la comunicación en sí misma.

La importancia de esto es que el estudiante de colegio se sienta identificado con los procesos de un medio de comunicación -en este caso el radiofónico- que no sea solo receptor sino que se convierta en un ciudadano activo y partícipe de ese proceso de comunicación, de ahí que la mejor manera de desarrollarlo fue implementándolo dentro de la institución educativa.

En este proyecto de investigación se trabajó en coordinación con el diseño curricular de los colegios particulares y se insertó como una herramienta pedagógica extracurricular al proceso de enseñanza. En ese sentido se creó un club permanente de radio en la Unidad Educativa Santiago Mayor (UESM). Durante cuatro meses se vio la evolución, el interés y la participación de los estudiantes. Por un lado se planteó la necesidad de que los jóvenes desarrollen activamente el proceso de comunicación que hoy es fundamental, pues en estudios complementarios desarrollados se determinó que los estudiantes de colegio tienen dificultades para entablar algún tipo de comunicación a través del pensamiento crítico, para expresarse con fluidez, desarrollar diálogos sostenidos e importantes a través de una entrevista, elaborar un comentario o participar de una opinión valedera… En ese sentido, la radio les permitió mejorar su capacidad comunicativa. En función de ello se desarrolló esta investigación por etapas, que duró un año. Las fases que se cumplieron fueron:  la parte investigativa, implementación y equipamiento, desarrollo de talleres y desarrollo de actividades a través de la participación activa de los estudiantes del ciclo de bachillerato de la UESM.

En el trayecto sucedieron cosas interesantes que permitieron conocer la manera idónea de elaborar una radio online que despierte ese interés, esa expectativa en los chicos. Por ejemplo, no se puede pensar en la radio online sin hablar de multimedia, de un escenario tecnológicamente fuerte en el dominio de la parte audiovisual. De esta manera, el estudiante se sintió cautivado por el manejo de la tecnología.

Bajo esa premisa, la investigación permitió conocer que a pesar de que los jóvenes utilizan equipos y recursos tecnológicos, la posibilidad de que ésta sea parte primordial de la educación es aún escasa o nula, pues existe un modelo tradicional en donde el docente imparte la materia, utiliza el pizarrón, las diapositivas y el estudiante, de manera general, únicamente recepta el contenido. Algunas instituciones usan tabletas en el aprendizaje, pero es para niños y no van más allá de los juegos.

En ese sentido, este proyecto destaca aún más porque  el modelo tradicional de la radio no permite participación activa de los oyentes, sino más bien una participación pasiva que queda mediado al uso de WhatsApp o de  la línea telefónica. Pero la idea es que el alumno sea quien asuma el rol de conversar, de dialogar, de crear un espacio. Todo esto sirvió para desarrollar un modelo que solvente las necesidades informativas de los jóvenes en los medios de comunicación.

Por ello, durante la investigación se dio una planificación a través de 24 talleres y un acompañamiento periódico en donde se insertaba cada uno de los cambios propuestos. El proyecto inició a finales de 2014 y concluyó en diciembre de 2015. Dos meses después se entregaron resultados.

Los resultados del trabajo de investigación permitieron demostrar que se puede implementar una herramienta de comunicación como la radio online que hoy, debido al acceso de internet en los hogares ecuatorianos, tiene mucho más impacto que las radios que se transmiten en Amplitud Modulada (AM), pues está comprobado que los jóvenes prefieren navegar en internet que escuchar emisoras en AM; las radios en Frecuencia Modulada (FM) siguen con un impacto alto de audiencia juvenil, pero los procesos comunicativos que se generan siguen siendo unidireccionales.

Este modelo que involucra a estudiantes ya ha sido desarrollado en España y Argentina, en donde hay todo un proceso de aprendizaje a través de la radio de manera permanente. Incluso con organismos apoyados por el Estado, se ha dispuesto que en cada institución educativa se implemente una emisora como aporte al proceso de aprendizaje para que el estudiante pueda desarrollar una comunicación fluida y sean los estudiantes quienes se apoderen de estos espacios.

Al principio los chicos enfrentan el temor de estar frente a un micrófono. Por eso se realiza una apertura con los actores y se les propone el tema; la idea es que cuenten sus experiencias, sus añoranzas; además se les enseña cómo se hace una nota periodística, aunque en las instituciones hay mucho espacio para los clubes de periodismo, pero en su mayoría están enfocados a la parte escrita más que en lo sonoro.

Ahora por ejemplo en este proyecto no se ha dejado de lado la programación musical, pero enfocada a los intereses de los jóvenes, ya que esta es la razón de las radios, sin embargo en la parrilla de programación los resultados de la investigación recomiendan incluir elementos de participación activa, hablar de la realidad de los jóvenes en sí mismo desde la perspectiva de ellos, generando debates, mesas redondas, tertulias, en donde se sacan en contexto temas de la actualidad. Cuando los estudiantes observan que los trabajos realizados son difundidos y sus propias audiencias los siguen, se suma el interés y las ganas de continuar.

Para mantener este interés, también se crearon mecanismos tecnológicos de transmisión y de escucha como las aplicaciones móviles, facilidad de accesibilidad al portal web creado, espacio de interacción en redes sociales, visualización permanente en las transmisiones, porque no sirve de nada contar con escenarios de transmisión si no se crean escenarios de escuchas.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *