LOADING

Type to search

Un muerto y heridos deja la megarepresión del chavismo en las marchas de Venezuela


Redacción
La Conversación EC
miércoles, abril 19, 2017
En la avenida Francisco Fajardo, el líder opositor Henrique Capriles recibió una lluvia de gases lacrimógenos cuando se acercaba con las manos en alto. Varios manifestantes huyeron lanzándose al río Guaire (con aguas negras).

Los agentes antimotines impidieron este miércoles con bombas lacrimógenas el avance de una gigantesca marcha contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en Caracas. Los enfrentamientos entre la policía y manifestantes que les tiraban piedras estallaron en una estratégica autopista y en varios sectores del oeste de Caracas, así como en ciudades de los estados de Zulia, Carabobo, Táchira, Mérida y Anzoátegui.

Fueron los primeros brotes de violencia que dejan un muerto y varios heridos, según la agencia France Press. E

El adolescente que recibió un disparo en la cabeza cuando se encontraba en la manifestación de la oposición en la plaza La Estrella de San Bernardino, Caracas, falleció esta tarde, informó su madre Ana Moreno en la red social Twitter.

Según testigos, aproximadamente 10 motorizados llegaron al lugar y lanzaron bombas lacrimógenas. En ese momento uno de ellos sacó un arma y le propinó el disparo al joven. El proyectil le ingresó por la frente y le salió por la parte trasera de la cabeza. El joven fue identificado como Carlos José Moreno, de 17 años, según diario El Universal. Otros lesionados se reportan en otros puntos del país.

En la avenida Francisco Fajardo, el líder opositor Henrique Capriles recibió una lluvia de gases lacrimógenos cuando se acercaba con las manos en alto. Varios manifestantes huyeron lanzándose al río Guaire (con aguas negras).

Miles de manifestantes exigen en Caracas y otras ciudades del país elecciones generales y respeto al Parlamento, único de los poderes públicos que no controla el chavismo. “Hay que salir de esta dictadura. Estamos cansados, queremos elecciones para que salga Maduro del gobierno porque tiene al país destruido. ¡No tengo miedo!”, dijo a Ingrid Chacón, de 54 años, a la agencia France Press.

Los opositores salieron de una veintena de puntos de concentración y pretendían confluir en el centro histórico de Caracas, bastión chavista, donde ya miles de seguidores de Maduro vestidos de rojos se manifiestan.

Pero contingentes militares y policías bloquearon el paso en puntos estratégicos de Caracas como en las cinco protestas anteriores, que derivaron en choques con saldo de cinco muertos, decenas de heridos y más de 200 detenidos.

En lo que la oposición calificó como un plan para “intimidar” a la gente, Maduro activó un operativo militar y policial para “derrotar el golpe de Estado”, del que acusa a la “derecha apátrida venezolana” y a Estados Unidos.

Once países latinoamericanos pidieron a Maduro garantizar el derecho a protestar pacíficamente, lo que fue secundado este miércoles por la fiscal venezolana Luisa Ortega. Estados Unidos, por su parte, lanzó una dura advertencia a los funcionarios públicos venezolanos de desistir de la represión.

“Estamos enfrentando una arremetida internacional (…) Estados Unidos ha dado la luz verde para un proceso golpista de escalada para la intervención de Venezuela”, dijo Maduro.

El gobernante encabezó el lunes un acto militar en el que recibió de la Fuerza Armada, su aliado con enorme poder político y económico, la promesa de “lealtad”, al tiempo que anunció la ampliación de las milicias a 500 mil civiles, cada uno con un fusil.

El jefe de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, aseguró que el gobierno prepara una acción represiva homicida al armar a civiles; en tanto que Colombia pidió a la ONU atender la preocupante militarización de Venezuela.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *