LOADING

Type to search

Es tan contaminante el ruido y los papeles como la información falsa que existe en el Internet


Giraldo León Rodríguez
Universidad Ecotec
miércoles, mayo 3, 2017
Es recomendable que cuando aparezca una información distorsionada o falsa se denuncie, comparta y divulgue como tal para que el mundo conozca quien está cometiendo casi un delito de alto nivel, porque es una irresponsabilidad brindar información errónea que causa mucho daño.

En la actualidad hay un problema muy importante relacionado con el internet y es la falsa información que hoy circula en la web, la cual tiene muchos matices un tema complejo ya que no solo existe información falsa, también abundan contenidos poco fiables, tergiversados  o plagiados.

-Hoy en día la cantidad de información prácticamente se duplica diariamente en internet  es decir, es muy difícil, verificar la fuente y la veracidad de la información, pero es una tarea que cada usuario, institución o gobierno debe seguir de cerca con la finalidad de obtener una información fiable-

Por ello, no deja de ser bien importante la responsabilidad que el cibernauta, que cada institución o persona tiene a la hora de buscar información en la web, es significativo que se conozca la fiabilidad del contenido, del lugar a donde se está accediendo.

La responsabilidad social juega un papel fundamental. El mundo cada vez está más interconectado,  la humanidad está creando un basurero  informacional que puede  ser perjudicial, siendo tan contaminante el ruido y los papeles  como la información falsa que existe en el internet.
Por ello, la libertad de prensa es fundamento y derecho con el objetivo de brindar información oportuna y veraz pero,  para que eso suceda, es necesario acceder a fuentes fiables y seguras por lo que también el tema ético cobra mayor valor y de seguro va a impactar en el futuro de la humanidad.

Organizaciones como La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y los gobiernos de cada país tienen un papel importante en denunciar quienes son aquellas personas, entidades  que están emitiendo información no veraz o de poca confianza y de además  avalar todos aquellos sitios que generan información original que pueden ser utilizados.

En este sentido, las universidades y el resto de las instituciones educativas también juegan un papel relevante ya que, en un entorno pedagógico donde el estudiante ha pasado a ser el centro, se requiere de la guía, el acompañamiento y la orientación en dicho proceso por parte de los profesores que deben conocer cuáles son las fuentes veraces, confiables y seguras.

¡Un verdadero reto para el profesorado en el siglo XXI!. Cada especialista, investigador, tecnólogo debe conocer cuáles son sus fuentes de información principal, porque es posible que cualquier sitio en el Internet contenga un nivel de falsedad, poca verdad o sea de baja sustentabilidad en el contenido.

Gracias a la globalización, poco a poco van surgiendo herramientas que, por ejemplo, son capaces de detectar plagio en publicaciones de cualquier tipo. El creciente uso de la inteligencia artificial, la minería de datos y textos, el aprendizaje computacional también irá aportando en esta línea.
Otra vía en esta labor de “limpieza y profilaxis” la podrían realizar los colegios de profesionales, aquellos que reúnen a nuestros graduados y ya trabajadores en las diferentes empresas e instituciones del país. También tienen un lugar importante en la orientación fiable para sus agremiados. Es una labor de todos,  de quienes gestionan la información, desde los más altos niveles de la política de gobierno,  hasta las organizaciones y las universidades en velar por la veracidad y credibilidad de la información.
La “otra cara de la moneda” indiscutiblemente es que el acceso a los sitios con información especializada, veraz y confiable, cada vez es más difícil, fundamentalmente porque se requiere del pago para poder leerla o procesarla. Esto también le abre las puertas a todos aquellos que, sin escrúpulos, divulgan información falta o tergiversada ya que, en muchos casos, la población que mayormente puede acceder en la web en su mayoría son estudiantes de todos los niveles de enseñanza. Por eso es plausible, y debe ser apoyado, el movimiento mundial por la creación de revistas de acceso abierto (Open Access). -Ya en esto se viene avanzando, pero aún hay muchísimo que andar-

Las redes sociales han llegado para quedarse, hoy en día ya prácticamente se mide más a un especialista por las citas, los “likes” o la cantidad de seguidores que tiene que por otro indicador. Afirmar que todo lo que se publica en las redes sociales es veraz…imposible!!!. Sin embargo, en todos estos canales disponibles (twitter, Facebook, Instagram, etc) van posicionándose aquellas fuentes que cuentan con el aval de los propios internautas en cuanto a su calidad. Adicionalmente sitios como LinkeIn, Academia, SlideShare, etc también van abriendo espacios.

Es recomendable que cuando aparezca una información  distorsionada o falsa se denuncie, comparta y  divulgue como tal para que el mundo conozca quien está cometiendo casi un delito de alto nivel,  porque es una irresponsabilidad brindar información errónea que causa mucho daño.
Sin embargo –también hay muchos ejemplos, donde el problema no está en que se da la información errónea sino en que se brinda poca información-
-En el caso de la información índole político, a la larga los pueblos dicen las verdades y las redes sociales se han convertido en un camino importante para “poner las cosas en su sitio”.
Últimamente se han dado casos donde  medios de comunicación han circulado información falsa empleando fotografías parecidas pero de otro lugar e incluso otro momento lo que puede provocar serios problemas ya que las personas son muy visuales. Hay que estar bien alertas ante lo que se publica.
Sin embargo, las redes sociales hoy día se han convertido en una herramienta para decir la verdad, denunciar y  ampliar el conocimiento. El conocimiento de un colectivo,  de una sociedad, siempre  es mayor que la información individual, entonces es allí donde el debate, ese compartir, interrogar, denunciar contribuye a aclarar la información.
No obstante, es preciso aclarar que aunque las redes sociales son más libres a la hora de informar a diferencia de un medio de comunicación tradicional que puede ser objeto de la censura o tener relaciones con uno u otro bando, también internet puede convertirse en un arma de doble filo y podría trabajar de una forma muy peligrosa.
El papel de lo prensa es sumamente fundamental – El día que un usuario lee una información que no es veraz, se genera un problema de credibilidad- Igualmente funciona con aquel docente que no sea ético en su docencia, que prepare sus clases a partir de información falsa, corre el riesgo de desprestigiar a la universidad e incluso al país desde el punto de vista de la formación que se da. –El deber está en todos aquellos que estudian, investigan, divulgan, educan o aprenden”.

¡Se impone la creación de una ecología de la verdad donde la información generada por la humanidad en su quehacer diario pueda ser compartida, divulgada tal cual es y accedida libremente… he ahí el reto!!!

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *