LOADING

Type to search

Las protestas contra Temer se intensifican en Brasil para reclamar nuevas elecciones


Redacción
domingo, mayo 28, 2017
La Constitución brasileña prevé que sea el colegio electoral (o sea, 513 diputados y 81 senados) quien elija al siguiente presidente.

Miles de personas se reunieron en Copacabana para exigir el fin del Gobierno de Michel Temer y nuevas elecciones directas. En el mismo escenario en el que se pedía la destitución de la presidenta Dilma Rousseff, se habían congregado también algunos de los personajes más reconocibles de ese país, desde Caetano Veloso a Milton Nascimento, Mano Brown o Maria Gadú.

La concentración, convocada por movimientos sociales y los principales sindicatos del país, comenzó sobre las 11 hora local y se prolongó durante toda la tarde en el paseo de la playa de Copacabana.

En un ambiente festivo, los manifestantes portaron camisetas con la frase Fora Temer (Fuera Temer), lema que ha caracterizado las protestas en contra del mandatario, que se han multiplicado después que la Corte Suprema abriera una investigación en su contra por corrupción, obstrucción a la Justicia y asociación ilícita.

La Constitución brasileña prevé que sea el colegio electoral (o sea, 513 diputados y 81 senados) quien elija al siguiente presidente. “O sea, que una grande proporción de los parlamentarios que pueden acabar eligiendo el rumbo del país están siendo investigados por corrupción, ¿eso es coherencia?”, protesta Vera Schröder, productora cultural.

La búsqueda de estas elecciones es lo que ha unido a las diferentes vertientes de la izquierda brasileña, que ahora tiene la ocupación de las calles como su máximo objetivo mientras estudia nombres que vayan más allá del expresidente Lula, al cual las encuestas sitúan como favorito.

Las izquierdas, según El País, han logrado encontrar, al menos, algunos puntos en común innegociables: Temer no puede continuar en la presidencia; el Congreso, que tiene un 60% de diputados condenados o investigados por procesos de corrupción, no tiene legitimidad para escoger un nuevo presidente; y la lucha no termina con unas elecciones directas, sino con el fin de las reformas de austeridad que han dominado la agenda política de Brasilia el último año.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *