LOADING

Type to search

Las pruebas del delator del caso Odebrecht son exhibidas a los involucrados en las denuncias de sobornos


Redacción
La Conversación EC
martes, junio 27, 2017
El contenido de la información que fue proporcionada por un delator de Odebrecht a través de la justicia brasileña fue considerado como reservado; los abogados de los procesados no quisieron dar detalles, pues señalaron que la Fiscalía, durante el peritaje, les tomó juramento de confidencialidad de toda la información.

Diana Salazar, de la Unidad de Transparencia y Lucha contra la Corrupción de la Fiscalía, realizó una diligencia reservada en la Unidad de Criminalística, al norte de Quito como parte de las investigaciones del caso Odebrecht. En ese sitio se analiza una memoria digital o “pendrive”, que fue entregado por el delator de la constructora brasileña.

El material fue obtenido por la Fiscalía de Ecuador a través de la cooperación realizada con la Procuraduría de Brasil. La memoria digital tendría videos e imágenes sobre el caso Odebrecht, que son analizados y exhibidos a los procesados y sus abogados.

Los procesados llegaron bajo estricto control policial a la diligencia. Los abogados de los procesados aclararon que se trata de una diligencia reservada. Juan Carlos Quintana, defensor legal de uno de los detenidos, dijo que “se está haciendo la explotación de bastantes dispositivos.”Hemos jurado reserva todos los que hemos estado en esta audiencia”, dijo.

Según Marcelo Ron, abogado de otro procesado, toda la información en este caso debe ser analizada jurídicamente en el proceso. “El hecho de que se haga aquí la diligencia no le va a dar validez o no a la obtención de los mismos, porque una cosa es la obtención de los videos en la forma como fueron obtenidos y otra cosa es lo que se trata ahora es enseñarnos unos videos, pero hay que ver si es que tenían las respectivas autorizaciones legales para que sean estos tomados”.

La investigadora, acompañada de los abogados de siete procesados, revisaron los primeros archivos almacenados en un ‘pendrive’ de 8 gigas, que fue entregado por un exdirectivo de Odebrecht. A las oficinas de la Policía arribaron cinco de los siete imputados: Kepler Verduga y José Catagua, de la compañía Equitransa; Carlos Villamarín, exfuncionario de Senagua; y los empresarios Gustavo Massuh y Rubén Terán Naranjo.

Todos permanecen con prisión preventiva desde el 3 de junio.

Los sospechosos llegaron escoltados por guías penitenciarios e ingresaron por la zona del parqueadero. Ricardo Rivera, tío del vicepresidente Jorge Glas, y Édgar Arias, quienes están con arresto domiciliario, no asistieron a esta cita.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *