LOADING

Type to search

¿Por qué el ecuatoriano prefirió la cocina de gas?


Juan Tibanlombo
La Conversación EC
viernes, junio 16, 2017
Y Donald Trump vuelve a agitar el avispero en el vecindario al meter otra vez hielo en las relaciones con Cuba. Su objetivo ahora es el poderoso conglomerado militar por el que pasa toda la economía de la isla.

¿Por qué nunca despegó el programa de cocinas de inducción? Tal vez por una cosa sencilla, la desconfianza en el anterior Gobierno. Nadie duda de los beneficios de las energías limpias y los beneficios que otorgaba el Ejecutivo para implementar el programa sin duda son bastante generosos, como el subsidio a la electricidad, pero había un halo de imposición detrás de toda esa campaña del cambio de la matriz productiva, un halo de propaganda.

El Gobierno comenzó una dura campaña contra el uso de las cocinas de gas que han sido durante décadas parte de la cotidianidad de la familia ecuatoriana, luego comenzó la importación de cocinas de inducción chinas que trataba de meter por los ojos a la población, después vino la imposición de exhorbitantes aranceles a las cocinas de gas. Y finalmente la amenaza del retiro del subsidio al gas.

¿Por qué no despegó el programa? Porque en esa campaña para imponer el uso de cocinas de inducción tal vez el Gobierno se olvidó de asociar el uso de las cocinas de inducción con el concepto de energías limpias, según el análisis que hace Guillermo Granja, de la Universidad ECOTEC. Los resultados están a la vista. La gente prefirió seguir con su cocina de gas.

Y mientras tanto en el política local, el tema Odebrecht sigue dando tela para cortar. La Asamblea se prepara para la comparecencia del vicepresidente de la República para despejar dudas, mientras la oposición se mantiene firme en su pedido de juicio político.

Y Donald Trump vuelve a agitar el avispero en el vecindario al meter otra vez hielo en las relaciones con Cuba. Su objetivo ahora es el poderoso conglomerado militar por el que pasa toda la economía de la isla.

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *