LOADING

Type to search

Theresa May sale debilitada para garantizar el Brexit con su estrategia de elecciones anticipadas


Redacción
La Conversación EC
viernes, junio 9, 2017
La primera ministra, que también ha revalidado su escaño, había afirmado, en una comparecencia nocturna en su distrito, que sólo su partido, el conservador, es capaz de garantizar la estabilidad que Reino Unido necesita en tiempos difíciles.

Theresa May formará un Gobierno en minoría apoyado en el Partido Unionista Democrático (DUP) de Irlanda del Norte. Así se lo ha comunicado este mediodía de viernes a la reina, en una audiencia que ha durado 15 minutos, antes de comparecer ante la prensa a las puertas de Downing Street, según El País.

La primera ministra ha defendido que el Partido Conservador es el único capaz de guiar al país por las “negociaciones cruciales” del Brexit y defenderlo de la amenaza terrorista. Entre los eslóganes que ha repetido durante toda la campaña, se ha colado una referencia específica al DUP, el único partido que puede garantizar la formación de un Gobierno de May.

En las elecciones de este jueves la primera ministra se ha dejado parte de su autoridad. May, que sucedió a David Cameron sin pasar por las urnas, era una incógnita. En la primera campaña que lucha desde la primera fila, se mostró nerviosa, distante, forzada. Repitió eslóganes mecánicamente, no profundizó.

El Partido Conservador se ha quedado con 318 escaños, a ocho de la mayoría absoluta. Los diez escaños de los unionistas norirlandeses, con los que los tories se entienden bien, permitirían a los conservadores gobernar.

A 10 días de tener que sentarse a negociar el Brexit en Bruselas, el Partido Conservador no cuenta con la mayoría absoluta que pretendía lograr May para fortalecer su postura ante los socios comunitarios. Con el mapa político que ha salido de las elecciones de este jueves, May tendrá que hacer frente a la humillación de haber fallado con la convocatoria de elecciones anticipadas.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, ya ha pedido la dimisión de una primera ministra, que sale muy debilitada de su apuesta electoral.

Con el 649 de los 650 escaños asignados, los conservadores obtienen 318 escaños (42,35%, -12) y le siguen, a dos puntos, los laboristas con 261 (40,2%, +29), el nacionalista escocés SNP ha logrado 35 (-21), el Partido Liberal Demócrata saca 12 (+4), el Partido Unionista tiene 10 (+2) y el resto se reparten 12 (-2). Falta uno por adjudicar. Estos son los resultados generales.

May “perdió escaños conservadores, perdió votos, perdió respaldo y perdió confianza. Yo diría que es suficiente para marcharse”, ha recalcado Corbyn en un apasionado discurso en Islington North, la circunscripción del centro de Londres por la que ha sido reelegido.

Poco antes del encuentro entre la primera ministra y la reina, Corbyn había dicho que estaba “preparado para servir” a Reino Unido y que quería intentar formar un Gobierno en minoría, según ha explicado en una comparecencia en la sede de su formación.

La primera ministra, que también ha revalidado su escaño, había afirmado, en una comparecencia nocturna en su distrito, que sólo su partido, el conservador, es capaz de garantizar la estabilidad que Reino Unido necesita en tiempos difíciles.

En las elecciones de este jueves la primera ministra se ha dejado parte de su autoridad. May, que sucedió a David Cameron sin pasar por las urnas, era una incógnita. En la primera campaña que lucha desde la primera fila, se mostró nerviosa, distante, forzada. Repitió eslóganes mecánicamente, no profundizó.

Tags:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *