LOADING

Type to search

El Parque Científico y Tecnológico de la UTPL


Mauricio Eguiguren
Universidad Técnica Particular de Loja
martes, julio 25, 2017
La UTPL espera que estos laboratorios se conviertan en referencia no solo para empresas nacionales, sino también para las de transnacionales; sin embargo, entendemos que este es un proceso que se basa en la confianza, en relaciones que van de menos a más. Cuantos más y mejores productos entreguemos a los empresarios, la complejidad de estos aumentará.

Una iniciativa lograda en el sur del país, que tiene por objetivo englobar todas las actividades que la Universidad Técnica Particular de Loja, ha desarrollado en materia de Investigación, Innovación y Emprendimiento es el denominado Parque Científico y Tecnológico. En este espacio, que en sí comprende el Campus UTPL, toda la infraestructura y talento humano se generan resultados de investigación básica y aplicada con la participación de investigadores y la colaboración de estudiantes.

Desde hace tres años, la Universidad ha emprendido la tarea de convertir parte de los resultados de investigación generados, en productos o servicios que demande el sector empresarial e industrial del Ecuador, esto, en base a los resultados de una corta pero consolidada trayectoria de investigación científica, que se evidencia a través de importantes publicaciones científicas con reconocimientos nacionales e internacionales.

Todo lo logrado al interior del campus en investigación aplicada ha servido para acercar la academia a la empresa privada, que busca solución a sus necesidades. En esa misma línea y para fortalecer aún más la capacidad de respuesta de la Institución, hace poco se inauguró el edificio de “Prototipos”, cuya infraestructura de cinco mil metros cuadrados de construcción, aloja 11 laboratorios dirigidos especialmente a investigación aplicada.

Esta construcción fue diseñada y pensada para generar el entorno donde la empresa participe directamente y así articular un trabajo en conjunto. En este caso la participación se logra a través de una necesidad previamente identificada, para la cual los estudiantes e investigadores desarrollan una propuesta de prototipos que más adelante será un producto tangible.

Este edificio desarrolla las propuestas por niveles, es decir, la propuesta de analiza, estudia y se prevé el equipo de trabajo para más adelante ir subiendo de nivel hasta llegar al prototipo final. Existen productos que culminan su proceso en los primero niveles (pisos anteriores al primero). Eso dependerá de la idea, un software, por ejemplo, no debería pasar más allá del tercero nivel.

Para conseguir lo antes mencionado, la UTPL trabaja en una metodología denominada RETOS UTPL (utpl.edu.ec/retos), que permite responder a las necesidades y propuestas solicitadas desde el sector empresarial. Los estudiantes de las diferentes áreas académicas, con la tutela de sus docentes presentan alternativas de respuesta a estas interrogantes y la más cercana a su aplicación es la que se desarrolla.

La intención es que cada problema que un empresario lleve a la UTPL tenga al menos dos prototipos de solución. Existirán también proyectos que, por requerimiento del demandante, se trabajen bajo acuerdos de confidencialidad, que se convierte en otro elemento de valor de esta metodología de trabajo. Adicionalmente, los temas sobre la propiedad del conocimiento generado, está abierta a negociación entre la empresa y la UTPL.

En la UTPL toda la infraestructura montada para investigación básica y aplicada, puede ser utilizada bajo esta metodología; con esto la Universidad se ratifica como un espacio para investigar, innovar y emprender.

Mucho antes de implementado el Edificio de Prototipos la Universidad ya hizó efectiva esta metodología de trabajo  y hoy podemos mencionar algunos de los beneficiarios: la Asociación para el Emprendimiento e Innovación; la Secretaría Nacional de Investigación, Ciencia y Tecnología, la Municipalidad de Loja, Ecolac, el Grupo Monterrey, Floralp, entre otras.

El tiempo para transformar un producto en una idea o servicio dependerá de la naturaleza del mismo. Por ejemplo, se han diseñado y entregado productos alimenticios en tres meses, aunque también hay proyectos que requieren de una base científica, que entregaran resultados en al menos un año.

La Universidad intenta involucrarse en procesos con un grado de complejidad alto, en los que la agregación de valor es mayor porque son basados en el conocimiento.

Las universidades históricamente no han sido buenas socias para las empresas. El sigilo empresarial los ha forzado, a montar su propia infraestructura de investigación y desarrollo, sin embargo, el costo para las empresas de mantener esta infraestructura humana y tecnológica resulta muy alto. La solución está en “deslocalizar” parte de su I+D a la UTPL, en donde la actividad es parte de su agenda diaria.

El Parque Científico y Tecnológico, se basa en cuatro pilares fundamentales: la industrialización de productos alimenticios, la tecnología e inteligencia artificial, la tecnología para el aprendizaje y la biotecnología y farmacia.

Con la implementación de este concepto del PCyT, la UTPL le apuesta a la innovación, como una visión estratégica siendo compromiso fundamental la transferencia de conocimiento.

Para el estudiante el beneficio se logra desde diferentes perspectivas, una de ellas es el poder vincularse con experiencias profesionales que retroalimente el proceso de formación logrado desde la preparación académica. Esta vinculación también les dota de ciertas herramientas para proponer nuevos negocios, no solo, para optar por una vacante en el sector laboral.

La idea es vincular al mayor número posible de estudiantes, generar nuevas ideas de emprendimiento para Loja y ayudar a multiplicar el número de empresas, que a su vez multiplicarán los requerimientos de mano de obra. Será una forma de contribuir a mitigar el problema de la emigración en la ciudad.

El PCyT de esta Universidad pretende ser el motor generador de nuevas empresas o negocios, así como transformar, crear y desarrollar productos que van al mercado, basados en el conocimiento.

El Parque está abierto al público; es decir, cualquier empresario o persona puede ir a la Universidad y proponer un tema de investigación, siempre que exista capacidad institucional de respuesta, vista esta como: capacidad humana en investigadores respaldada por infraestructura básica de investigación, se puede hacer realidad.

La UTPL espera que estos laboratorios se conviertan en referencia no solo para empresas nacionales, sino también para las de transnacionales; sin embargo, entendemos que este es un proceso que se basa en la confianza, en relaciones que van de menos a más. Cuantos más y mejores productos entreguemos a los empresarios, la complejidad de estos aumentará.

La figura del Parque Científico Tecnológico está reconocida en el Código Ingenios y la solicitud para ese reconocimiento será presentada en la Secretaría Nacional de Investigación, Ciencia y Tecnología (Senescyt) y en el Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual. Una vez conseguida: “Será como ponerle un lazo a todo lo que se ha hecho y se hace al interior de la Universidad”.

Gracias a iniciativas como esta, Loja se presenta como una ciudad que innova, emprende e investiga y acerca al ciudadano para la transferencia de conocimiento.

 

Tags:

Temas relacionados

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *